Valladolid acoge este fin de semana 'Bioyantar', la primera feria agroecológica que aúna la producción ecológica y el compromiso social y en la que se darán cita sesenta expositores llegados desde distintos puntos del país, todo ello en un escenario como la Cúpula del Milenio en la que se sucederán talleres, catas de vino, queso, aceites, cervezas y cócteles y todo un conjunto de actividades dirigidas tanto a profesionales como a familias en su conjunto.

Calificada como un "proyecto social en pequeño, más que una feria propiamente dicha", en palabras del director de la Escuela de Ingeniería Agrícola adscrita a la Universidad de Valladolid (INEA), Félix Revilla, la iniciativa tiene como impulsores a dicha entidad y a la empresa'ERA, Guía para la Innovación' S.L, con la colaboración del Ayuntamiento de la capital, y auna a empresas, consumidores, entidades, instituciones, ONG's y, sobre todo, individuos.

En este sentido, Félix Revilla, director del INEA, ha explicado, en declaraciones recogidas por Europa Press, que el germen de la iniciativa está en los huertos ecológicos impulsados por dicha escuela y que el objetivo de este proyecto, que espera dé lugar a nuevas ediciones, es el de "transformar la realidad en el anhelo de lograr un mundo mejor y más solidario" y propugnar un "modo de producción respetuoso con el medio ambiente".

Durante la presentación, en la que también han estado presentes el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, y el gerente de 'Era, Guía para la Innovación' S.L, José Luis Ibáñez, el director del INEA ha advertido de que el problema de los productos agroeológicos radica en la comercialización, fundamentalmente a causa del transporte, ya que éste eleva el precio final, hasta un euro más por kilo, como ocurre en el caso de las naranjas ecológicas que llegan a Valladolid.

Críticas a la consejería de agricultura

Pero además, Revilla ha reconocido que en Castilla y León "queda mucho terreno por recorrer" en producción agroecológica, sector en el que, tal y como ha lamentado, la Consejería de Agricultura no ha brindado el apoyo necesario, frente a la realidad de otras comunidades como Andalucía, Murcia, La Rioja o Navarra.

"Y ello a pesar de que Castilla y León tiene una potencialidad bestial, hasta el punto de que podría convertirse en granero o reserva para toda la producción de carne de Europa porque tiene superficie, pastos y montes", ha enfatizado Revilla.

'Bioyantar' implica a productores, elaboradores y transformadores de una gran diversidad de productos ecológicos. Estarán representados frutos hortícolas pero también aceites, vinos, dulces, cosméticos y otros muchos procedentes de Castilla y León y de toda la geografía española (Murcia, Guipúzcoa, La Rioja, Asturias y Madrid) y también de Portugal.

Así, los sesenta expositores participantes simbolizarán a esa gran cadena humana que hace posible que el ciudadano disfrute de productos que respetan el medio ambiente e integran a las personas. Un ejemplo de ello se podrá comprobar desde una jaima instalada en la Cúpula del Milenio donde mujeres marroquíes venderán los dulces ecológicos 'Azofaifas' elaborados con recetas de sus países de origen pero con materia prima ecológica.

Pero además, los visitantes podrán comprobar todas las posibilidades de un comercio ecológico emergente y junto a él los esfuerzos de entidades por la integración social, muchas de ellas también comprometidas con el cuidado del medio ambiente. Por eso estarán presentes los centros ocupacionales de la Diputación de Valladolid y del Ayuntamiento y los Centros Especial de Empleo, así como la ONG Red Incola y otras entidades como la Fundación Personas, la Asociación El Puente, San Juan de Dios e Intermón.

ACTIVIDADES

Entre las actividades programadas destacan las catas, en las que se pondrán en contacto productores, elaboradores con tiendas y comercios. Este intercambio se llevará a cabo con la colaboración de la Escuela Internacional de Cocina de Valladolid.

Están programadas catas de quesos (de vaca, de oveja y de cabra), de vino (de Rueda, de Toro y de Ribera de Duero) y cervezas (sin gluten y sin alcohol) y también de aceites ecológicos, con las variedades aceituneras de arbequina, picual y cornicabra. Otra será la cata de ecocócteles.

También se prevén charlas abiertas al público. El sábado se destinará a conocer más de cosmética, banca ética, construcción sostenible, productos de limpieza y sobre el proyecto SOS palomares. Para el domingo están programadas las charlas de los huertos ecológicos de Inea, agricultura ecológica extensiva, de secano y de regadío, fortificantes microbiológicos y posibilidades de la biotecnología aplicada a la agricultura de nuestros abuelos.

Asimismo, los centros ocupacionales de la provincia desarrollarán diversos talleres como demostración de sus habilidades, desde la elaboración de chapas y llaveros de cuero hasta flores de goma-eva.

La granja escuela Las Cortas de Blas ha organizado para estos días también una gran gymkana familiar, un bingo de comercio justo, la oca de comercio justo, mientras que Red Incola propone dos talleres, uno para escribir el nombre en árabe y otro para el uso de la henna. Por su parte, la empresa Hijos de Teodoro Muñoz El Campo tiene preparado otro de piruletas de maíz para sensibilizar a los niños en lo relativo al producto transgénico.

Una exposición de libros, en el que el Inea expondrá libros del sector agroecológico para que los visitantes conozcan las novedades y adquieran los ejemplares que deseen, y la elaboración de tapas ecológicas, de la mano del restaurante Río Luz, completa la oferta de 'Biyoantar'.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.