El consejero de Educación, Cultura y Turismo, Gonzalo Capellán, ha insistido esta mañana que su departamento "no negocia desde las presiones", por lo que "se suspenden temporalmente las negociaciones".

Capellán ha realizado estas manifestaciones, en una comparecencia de prensa de balance de la temporada de 'Barranco Perdido', tras ser preguntado por los periodistas acerca del 'encierro' protagonizado por algunos sindicatos en la Consejería de Educación tras la Mesa Sectorial.

El consejero ha acusado a estos sindicatos de haber "rebasado algunas líneas rojas", ya que "una cosa es el conflicto laboral-sindical, y otra empezar a hablar que si (están en peligro) las excursiones o las fiestas de los niños. No entremos en terrenos de la educación, porque el consejero estará férreo, firme y contundente defendiendo los aspectos puramente educativos".

En este sentido, Capellán ha recordado que estos aspectos "como ratios, horas de profesores, dedicación de los equipos o CRAS, está ya acordado con organizaciones sindicales, a través de un acuerdo que garantiza ese marco, y ese servicio de calidad lo vamos a preservar siempre".

El consejero ha señalado que "no vamos a consentir que se extiendan de unos aspectos sectoriales y concretos al interés general de la educación, que es lo que hace la Consejería, y a partir de ahí cada uno puede defender lógica y legitimamente lo que considere". "Nosotros preservaremos que el servicio educativo se siga prestando con las máximas garantías y la máxima calidad".

"BOICOTEAR"

Capellán, ha apuntado que con el nuevo Real Decreto 20/12 la Consejería "ha ofrecido sentarse y negociar", pero "ha habido una voluntad clara de una parte de los sindicatos de boicotear y seguir incrementando la escala del conflicto, en vez de sentarse a resolver".

No obstante, ha precisado que la aplicación de este Real Decreto "se podrá negociar con todos los que quieran negociar, con quien no quiera, obviamente no nos sentamos a negociar". "Ayer, parece anómalo que de una reunión se levante un consejero, pero cuando en una reunión algunas fuerzas sindicales no quieren ni pasar al primer punto del orden del día, y dicen que no se empieza la sesión, pues lógicamente qué debe hacer el consejero, dar una respuesta firme y clara, levantarse y decir que abrimos un periodo de reflexión y ya nos volveremos a sentar", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.