Comisiones Obreras ha pedido este miércoles al presidente de Cantabria, Ignacio Diego, el cese inmediato del consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna.

"Céselo ya", ha instado a Diego el secretario de la Federación de Enseñanza de CC.OO., Javier Ramírez, quien ha calificado de "incompetente" al titular de Educación.

Ramírez se ha pronunciado así en una rueda de prensa sobre los principales problemas de la educación y oferta pública de empleo, en la que también ha pedido a Serna que dimita y rectifique su "desfachatez" de cuestionar la "profesionalidad, motivación e implicación" de los docentes, "cuando si no es por ellos, el curso no hubiera empezado". "Por lo menos, respeto", ha instado.

En este sentido, ha recordado que desde 2010 los docentes han perdido entre un 20 y un 28% de su poder adquisitivo; "nos están descalificando constantemente, cuestionando nuestra profesionalidad"; y sufren la pérdida de recursos tanto materiales como humanos. "Si tuviese el consejero el mismo compromiso con la educación pública como con el colegio Torrevelo, otro gallo cantaría", ha asegurado.

Ramírez también ha expresado la "preocupación" de CC.OO. por el "empeño" del consejero en "demostrar su absoluto desconocimiento" sobre la educación en la región y sobre todo por "maltratar sistemáticamente" a los trabajadores del sector, algo que desde el sindicato "no vamos a permitir".

Según el responsable de enseñanza de CC.OO., Serna no conoce el tamaño de la plantilla cuando habla de 6.500 funcionarios y 1.500 interinos, ya que "el total no llega a 7.000", por lo que los recortes serán "mucho peores" de lo que el consejero "imagina", ha advertido.

Además, le ha acusado de estar "improvisando" con el bilingüismo, creando plazas donde "no se da ni una hora en inglés", lo que supone "un engaño para las familias". Y ha criticado la "imposible" coordinación con los auxiliares de conversación porque desconocen el lenguaje educativo.

Igualmente ha denunciado que se quiere "eliminar" la escuela rural, con el primer paso de no sustituir vacantes y el segundo de eliminar aulas de dos años, para "abocar al cierre de muchas de ellas"; y que frente al fracaso escolar, las aulas se "masifican".

También ha afirmado que se está poniendo en evidencia la "multitud de trapacerías" que se están llevando a cabo con los nombramientos de interinos, "en muchos casos rozando la legalidad".

Al hilo, ha denunciado que existe un "problema bestial" con los plazos para cubrir sustituciones, que son de un mínimo de 15 días, con casos que llegan al mes. "El consejero dice que el modelo de sustitución no le gusta pero le ratifica en el Consejo de Gobierno y en el Parlamento. Si no está de acuerdo y no lo soluciona, que dimita", ha vuelto a pedir.

Tras criticar que Serna apoya un proyecto de ley educativa (la LOMCE) "que nos va a retrotraer al modelo de la dictadura", Ramírez ha destacado que "sólo en una cosa" Serna tiene razón, en que en CC.OO. son "radicales". "Somos radicales defensores de lo público y de los trabajadores, cuestiones que él (el consejero) ignora o le resbalan".

Oferta de empleo

Por otra parte, Ramírez ha denunciado el "doble lenguaje" del consejero respecto de la oferta de empleo público cuando habla de 90 plazas y de ponerse de acuerdo con las comunidades limítrofes, cuando a su juicio debería "negociar" y "hablar claro", diciendo "o sí o no" a la convocatoria.

Respecto a la primera cuestión, ha recordado que 65 plazas son acumulables (es decir, de la legislatura pasada), con lo que el consejero "convoca, como mucho, 25".

Con todo, ha explicado que Educación no respeta la tasa de reposición del proyecto de ley, establecida en el 10% y correspondiente por tanto a 18 plazas. "Si se salta la tasa e incumple la norma, nosotros le apoyaremos pero, de no cumplir, que convoque tantas plazas como vacantes", ha pedido Ramírez, quien ha cifrado en 700 las vacantes existentes en Primaria.

En el orden universitario, Ramírez ha instado a la Universidad de Cantabria y al Gobierno a negociar "cuanto antes" el contrato programa con el fin de dar "estabilidad" a la institución académica.

Además, ha calificado de "terrible" la decisión del Gobierno de modificar la ley de presupuestos para quitar a los trabajadores de la enseñanza concertada la parte proporcional de la paga extra, cuestión que "nos llevará a judicializar las relaciones laborales en esos centros", ha advertido. "Los trabajadores tienen un convenio y se tiene que respetar; y si no lo hace la Consejería de Presidencia lo tendrán que hacer las empresas", ha subrayado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.