Lokarri, Mundu Bat, Alboan, Sodepaz, Mugen Gainetik y la Asociación Jorge Adolfo Freytter Romero han suscrito un manifiesto de apoyo al proceso de paz en Colombia, en el que resaltan la importancia de asentar las bases para "una convivencia futura" y reclaman una declaración de algo el fuego "multilateral" para generar "confianza" y garantizar la participación "en igualdad de condiciones".

El presidente de la Fundación Mundu Bat, Iñaki Markiegi, la representante de Lokarri Aitziber Blanco y la portavoz de Alboan Marlene Eizagirre han presentado en Bilbao esta iniciativa, denominada 'Euskal Herritik Kolonbiara, en apoyo al proceso de paz', al que los ciudadanos vascos pueden sumarse desde este miércoles en la web de Lokarri (www.lokarri.org).

El manifiesto expresa el apoyo a la sociedad colombiana en "un momento tan importante para su proceso de paz" y, en este sentido, saluda "con gran ilusión" el inicio de las negociaciones que el pasado 18 de octubre tuvo lugar en Noruega, así como "la disposición al diálogo" del gobierno de Colombia y de los representantes de las FARC-EP y del ELN.

Tras manifestar una "profunda solidaridad con el sufrimiento que el pueblo colombiano padece tras largos años de conflicto violento", espera que "estos primeros pasos sean una oportunidad para cambiar el actual escenario" y señala que "se abre un tiempo de cambio que necesitará de la ayuda de todos, de generar confianza donde hasta ahora ha habido desconfianza, de tender puentes donde se habían roto".

En esta línea, advierte de que "tan importante como el resultado final será el proceso mismo que se ponga en marcha para asentar así las bases para una convivencia futura en Colombia" y anima al Gobierno colombiano, a las FARC-EP y al ELN a que tengan en cuenta a la sociedad colombiana en este proceso.

"La ciudadanía debe desempeñar un papel protagonista. De esta manera, se reforzará el proceso de paz y se atenderán sus preocupaciones y propuestas en aras a construir un nuevo futuro para Colombia", subraya.

HUMANIZACIÓN

Finalmente, el documento recoge la "preocupación" por la existencia de "espacios de sufrimiento como consecuencia de la persistencia de la violencia" y, por ello, defiende la importancia de adoptar "alguna medida encaminada a la humanización de la situación", en la que "la población civil es la más vulnerable".

Por ello, señala la necesidad de una declaración de alto el fuego "multilateral" para favorecer la seguridad de la población civil, contribuir a "generar confianza" en el proceso y garantizar "la participación en igualdad de condiciones de todos los agentes implicados en el mismo, incluida la sociedad civil colombiana".

"La paz es un derecho humano básico del cual la sociedad colombiana también debe gozar", reivindican los promotores de esta iniciativa, al que se han adherido por el momento Lokarri, Mundu Bat, Alboan, Sodepaz, Mugen Gainetik, Asociación Jorge Adolfo Freytter Romero y el director del Instituto Hegoa, Luis Guridi.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.