Protesta por las escuelas de música y danza de Madrid
Padres y profesores protestan ante el edificio municipal de la Plaza de la Villa en contra de la subida del precio de las escuelas de música. IU Ayuntamiento de Madrid

Las escuelas de música de España tienen de media este curso un 40% de alumnos menos, tras la retirada de las subvenciones municipales y autonómicas, que ha repercutido en un aumento del precio de la matrícula.

Así ha explicado la presidenta de la Sociedad para la Educación Musical del Estado Español (SEM-EE), Ana Álamo, la actual situación de crisis y de disminución de financiación pública que están sufriendo estos centros.

Los alumnos pagan unas cuotas bárbaras para que escuelas y conservatorios no cierren Álamo ha afirmado que la calidad de la formación "está retrocediendo 20 años", con unos profesores que están "bajando sus sueldos" y unos alumnos que pagan "unas cuotas bárbaras" para que escuelas y conservatorios no cierren sus puertas.

Las escuelas de música surgieron a principios de los noventa como una transformación de los centros de estudios no oficiales para una enseñanza amateur y profesional que abarcara a toda la sociedad.

Estos centros semipúblicos han estado financiados, en su mayoría, entre ayuntamientos y comunidades autónomas, además de empresas privadas, y desde su nacimiento hasta ahora han experimentado un crecimiento que Álamo califica de "brutal", ya que se ha pasado de cerca de 300 a 2.000, entre conservatorios y escuelas.

Según la presidenta de la SEM-EE, las escuelas han acogido a aficionados de todas las edades y se han convertido en un exponente del "enriquecimiento y el desarrollo cultural de la sociedad española".

Una formación popular convertida en elitista

Pero Álamo ha lamentado que toda esa evolución "se venga abajo" porque ahora se retiran las ayudas, de forma que "a día de hoy únicamente pueden acceder a los centros de música los más pudientes".

Hoy únicamente pueden acceder a los centros de música los más pudientesLa sociedad que las agrupa está trabajando para que los centros "sobrevivan a estos tiempos de recortes", promocionando nuevos proyectos de gestión económica y educativa.

Se quiere así "paliar" la situación que atraviesan y concretar retos para "salir adelante y luchar por la recuperación de las ayudas públicas a nivel local y autonómico", con el fin de que "no desaparezcan más centros y la demanda de inscripciones no se reduzca".

Unos objetivos que se traducen en el lema Calidad y Sostenibilidad del II Encuentro Nacional de Escuelas de Música que se ha celebrado en Noja.

Esta reunión persigue la unión de todos los centros musicales a nivel nacional para "frenar el declive cultural" y potenciar "modelos de acción" que dinamicen el crecimiento de la educación musical mediante la "motivación personal y profesional".