El presidente del Sindicato Empresarial Alavés (SEA), Pascal Gómez, ha manifestado que habría que estudiar cómo puede volver el dinero de las devoluciones de las denominadas 'vacaciones fiscales' al tejido industrial, en lugar de trabajar en "cómo se reparte el botín".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Gómez se ha referido, de esta manera, a las discrepancias surgidas en el Consejo Vasco de Finanzas en torno al reparto de los 309 millones de euros que las Diputaciones han recaudado este año a través de las devoluciones de las 'vacaciones fiscales', declaradas ilegales por la UE.

El representante de los empresarios alaveses ha indicado que están con los empresarios, y ha señalado que las empresas ya "han pagado". Además, ha indicado que ese dinero tiene que ir, "de nuevo, al tejido industrial" para favorecer la generación de empleo y la inversión. "Eso es realmente lo que tienen que hacer, tanto diputaciones como el Gobierno", ha añadido.

En concreto, ha sugerido que se apliquen nuevas políticas, que estén dentro del marco del Concierto Económico, y que sean de motivación, de inversión y de contratación.

A su juicio, lo que ha ocurrido con estas ayudas y su posterior reclamación es una "situación de locura" y ha pedido que se ponga "orden en esa situación". "Sepamos de dónde venimos, sepamos hacia dónde vamos y en lo que tendremos que trabajar todos no es en cómo se reparte el botín, sino cómo intervenimos para que ese dinero, esa recaudación que se ha realizado con un esfuerzo titánico por parte de las empresas en una situación dramática vuelva, de manera ordenada, al tejido industrial", ha añadido.

Gómez ha indicado que, si se destinan a las políticas que ha planteado, se volverá a recaudar dinero. "Es una manera importante de volver a llevar al circuito de la motivación empresarial, de la motivación a la inversión y la motivación a la creación de empleo", ha agregado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.