El delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, ha apelado hoy a la necesidad de seguir "unas reglas" en el "legítimo derecho a manifestar una opinión en concentraciones o manifestaciones".

Bretón, preguntado por los periodistas por el desalojo producido, ayer, a los sindicatos de Educación que querían encerrarse en la Consejería, tras la fallida reunión con el consejero, ha explicado que "la ocupación no estaba autorizada".

La Delegación del Gobierno, ha dicho, recibió el requerimiento, por parte de la Secretaría Técnica de Educación, para que desalojase a los representantes sindicales, después de que se les pidiese, en tres ocasiones, que abandonasen el edificio y no lo hicieran. Tras esta petición, Delegación envió a la Policía Nacional.

Con respecto al hecho de que se les negase una cadena humana alrededor de Educación, ha matizado que la intención era hacerla "permanente" y no están permitidas "ocupaciones permanentes de las vías públicas o de los edificios públicos, porque la ley no lo permite y la jurisprudencia también se está pronunciando en este sentido".

"Yo quiero insistir", ha indicado, "una vez más, porque hay algunas personas que pretenden vulnerar los requisitos del Estado de Derecho, que las manifestaciones están legítimamente reguladas en cuanto a plazos".

De hecho, ha dicho, hoy por la mañana se ha había solicitado una concentración para las siete de la tarde, frente a la Consejería de Educación, "no respetando" los plazos que son de diez días o, en caso de urgencia, de 24 horas.

Si los convocantes no están de acuerdo, les ha invitado a acudir a los tribunales y, en el supuesto de que se desarrolle sin esta autorización judicial, se abrirá "expediente administrativo a las personas que ejerzan una función directiva".

Encerrados en sagasta

Con respecto al Instituto Práxedes Mateo Sagasta, donde los sindicatos llevan más de un mes de encierro, ha dicho que "no ha habido petición de desalojo, ni se ha comunicado a la Delegación de Gobierno que las personas que están allí no tienen autorización".

"No podemos actuar de oficio porque no es un inmueble nuestro (de la Delegación de Gobierno)", ha especificado, "cuando estamos hablando de edificios de otra administración", en este caso la Consejería de Educación, "tiene que ser ésta la que actúe, es más, hay hasta un tipo delictivo para quien persista a no abandonar un edificio público".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.