La Asociación de Interinos Docentes de la Región de Murcia (Aidmur) vuelve a pedir la dimisión del consejero de Educación, Formación y Empleo, Constantino Sotoca y del director general de Recursos Humanos, Joaquín Buendía, "por dejación de funciones ya que no están velando por una educación pública de calidad y, sobre todo, de igualdad".

Denuncia la forma de proceder de la Consejería de Educación de Murcia "que parece que no considera necesario que los alumnos tengan profesor y prefiere ahorrar en este capítulo y no en asesores y gastos inútiles".

En Primaria, señala, hay 32 sustituciones por 26 alumnos, lo que es igual a 832 alumnos todo el día sin su maestro; en Secundaria, existen 31 sustituciones por 150 alumnos, lo que se traduce en que 4.650 alumnos se encuentran sin profesor de alguna materia. Total que como mínimo hay, según Aidmur, 5.482 alumnos sin profesor en la Región y 2.700 docentes sin trabajo. A esto hay que sumarle que la mayoría de las bajas no las sacan o que las sustituciones de menos de 15 días no aparecen publicadas.

Los alumnos están en clases hacinadas, sin profesor, los centros sin recibir el dinero prometido y sin poder hacer frente a los gastos de funcionamiento, ha agregado en comunicado.

La Consejería de Educación, a través de su consejero Constantino Sotoca y su director general de Recursos humanos, "se escudan en que es una ley estatal", pero Aidmur se pregunta quién gobierna en España, por qué este Gobierno regional no se planta como hizo en otras campañas del pasado como 'Agua para Todos'.

Desde Aidmur Interinos Docentes Murcia exigen diariamente que no haya ni un niño sin profesor por la crisis, mantiene "que no son los culpables, lo denunciamos todos los lunes con nuestras protestas en la puerta de la Consejería", tras lo que comunica que el próximo lunes 29 llevarán sus protestas al Ministerio de Educación "donde hemos conseguido tener una reunión, para que escuchen de primera mano los estragos que se están produciendo en nuestro sistema educativo".

"Entendemos que desde un despacho es muy difícil ver lo que realmente está pasando en las aulas y la merma de la calidad educativa que ya están sufriendo nuestros alumnos, merma que será más evidente cuando terminen su ciclo educativo, pues nunca nadie les devolverá los conocimientos perdidos y que nadie les ha podido inculcar", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Murcia.