Oceana ha criticado este miércoles el acuerdo de los ministros de Pesca de la Unión Europea para mantener las ayudas al desguace y otros apoyos al sector en el futuro Fondo europeo marítimo y pesquero (FEMP), porque ve en este tipo de medidas "subvenciones ineficaces" que dañarán el futuro de los recursos pesqueros.

"Reintroducir estos subsidios, que han demostrado ser ineficaces, sólo tendrán como resultado que se tire el dinero de los contribuyentes una y otra vez y que se aumente la presión sobre las poblaciones de peces", ha advertido en un comunicado el director ejecutivo de Oceana Europa, Xavier Pastor.

El acuerdo de los 27 ha llegado en torno a las 04:00 horas de la madrugada del miércoles tras el pulso que desde el lunes mantenían, por un lado, los países que defienden estas ayudas, con España y Francia a la cabeza, y, por otro, los detractores, representados por Reino Unido, Países Bajos, Suecia y Alemania.

La solución final —que ha logado el apoyo mayoritario de los países, aunque no el de Alemania, Malta, Bélgica y Lituania— limita las ayudas al desguace hasta 2017 y las hace incompatibles con otros apoyos al cese temporal de la actividad.

También fija un techo del 15 por ciento en la asignación de cada país (o un máximo de 6 millones de euros) que se podrá destinar a las medidas para la reestructuración de la flota, incluidas las paradas temporales y la modernización de los motores.

Estas disposiciones deben ser aún negociadas con el Parlamento Europeo y la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, ha dicho ya que considera el pacto "poco ambicioso" y tratará de corregirlo en los contactos con los eurodiputados.

Así las cosas, el responsable de Oceana Europa ha acusado a los ministros europeos de hacer todo lo posible por "poner sus manos en tantos planes de subvenciones como sea posible" para compensar la difícil situación del sector en Europa.

"En lugar de entender que las ayudas directas a los buques del actual régimen financiero han sido un fracaso, los ministros se aferran a las viejas costumbres, aquellas mismas que han llevado a la crisis económica, social y medioambiental de la pesca", ha afirmado Pastor.

Garantizar recursos

La organización ecologista considera que las ayudas europeas deberían estar dirigidas a medidas con las que garantizar que los recursos marítimos son estables, productivos y sanos, y "priorizar las inversiones en servicios públicos y la restauración de los ecosistemas".

En concreto, apuesta por financiar la creación de más áreas marinas protegidas, reforzar la gestión de las pesquerías y garantizar la recolección de datos y el aumento de evaluaciones científicas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.