La portavoz del BNG en el Congreso, Olaia Fernández Davila, ha acusado este miércoles al Gobierno de "sacrificar a las personas para salvar a los bancos" con sus Presupuestos para 2013, y ha lamentado que los intereses de la deuda "lastren" las cuentas, cuya devolución al Gobierno ha pedido a través de una enmienda de totalidad.

La diputada gallega ha rechazado los argumentos ofrecidos por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de que son unos presupuestos para la salida de la crisis recordando que el cuadro macroeconómico en el que se basan prevé más recesión (-0,5% del PIB) y más paro. "Nada ha cambiado", ha dicho.

Además, ha pronosticado que los Presupuestos pronto "quedarán convertidos en papel mojado" porque no incluyen las exigencias que implicará el "inminente rescate". "¿Habrá rescate o no? Porque están mareando la perdiz y creando una inseguridad que en nada es positiva", ha dicho.

El déficit antes de todo

Pese a todo esto, el Gobierno presenta unos Presupuestos "irreales, muy optimistas y que permiten aumentar los recortes", ha dicho. "Son unos Presupuestos que, si constatan algo en relación a la voluntad del Gobierno, es la voluntad de sacrificar a las personas para salvar a la banca, la verdadera responsable de esta grave crisis. El Gobierno ha decidido salvar a los verdugos y sacrificar a las víctimas con la política que está haciendo", ha insistido la diputada gallega.

Esto es así por la prioridad que se da al cumplimiento del déficit "a costa de recortes en las políticas sociales, de los estímulos a la economía y de la reorientación del sistema productivo", lo que supone "anteponer el objetivo de consolidación fiscal a la recuperación económica, la creación de empleo y la cohesión social".

"Los intereses de la deuda lastran todo el Presupuesto, que es contrario a las necesidades de las mayorías sociales. Son claramente regresivos en la dotación social. Serán unos Presupuestos sociales con los restos que le queden tras pagar la deuda", ha criticado, aludiendo así a las palabras de Montoro de que las cuentas son las más sociales de la Democracia.

Inversiones infradotadas

Por todo ello, Fernández Davila ha pedido al Gobierno que redacte unas nuevas cuentas que incluyan la revalorización de las pensiones a la inflación y que dote adecuadamente las inversiones con mayor impacto en la recuperación económica.

Además, ha pedido una reforma fiscal que "grave más a los que más tienen" y reducir gastos en partidas como la Casa Real o Defensa, en lugar de "adelgazar el Estado del Bienestar negando a las personas los derechos que tanto les ha costado conseguir".

"Su llamamiento al diálogo fue un brindis al sol, porque nos dice que presentemos enmiendas que giren alrededor de la corrección del déficit. Y ahí no nos va a encontrar. Sólo estamos dispuestos a presentar enmiendas para aumentar las inversiones en educación, sanidad, dependencia o inversión productiva para crear empleo...", ha añadido la diputada.

Las comunidades,

Las más afectadas

En este punto, ha criticado que "las comunidades serán las más perjudicadas" porque se les obligará a reducir su déficit a la mitad, y se ha referido específicamente a Galicia, cuyas partidas son "un artificio presupuestario", con inversiones "no ejecutables en la práctica".

Finalmente, ha espetado a los diputados de CiU y ERC que, aunque entiende sus reivindicaciones de infraestructuras, en Galicia además de un derecho las inversiones son "una necesidad mayor". "Así que en el futuro no tomen a Galicia, como hacen continuamente con la alta velocidad, como si fuéramos los culpables de que ustedes no tengan sus necesidades cubiertas. Porque es Galicia la que no las tiene cubiertas, tras años de promesas y compromisos incumplidos", ha añadido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.