Vigilancia
Un policía registra a un hombre en Pakistán.

Rehan Khan / EFE

Un hombre ha cortado las orejas, la nariz y los labios a su mujer, en el marco de una brutal paliza en la que ha muerto el hijo de ambos, por lo que consideró un crimen de honor en la ciudad pakistaní de Sanghar.

Al parecer, el marido, que llevaba algún tiempo maltratando psicológicamente a su mujer, enfureció el martes y se llevó a su esposa, junto a su hijo, un bebé de 15 días, a las afueras de la ciudad para propinarle una brutal paliza.

La Policía busca al marido que está desaparecido

A la mujer le ha cortado las orejas, la nariz y los labios. La prensa local asegura que después acudió a la cuna del bebé para estrangularlo. Al parecer, el hombre pensaba que su mujer había cometido adulterio y que el hijo no era biologicamente suyo.

La Policía ha iniciado la búsqueda del marido y ha impulsado un proceso judicial en su contra, según ha informado la cadena pakistaní Geo News.