"La democracia es así". El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha comparecido en una sala del Congreso de los Diputados 72 horas después de las elecciones autonómicas del País Vasco y Galicia para valorar los resultados de su partido.

Ha confirmado que no se ha planteado la dimisión y que cumplirá su tarea como líder de los socialistas "hasta el final", es decir, al menos hasta 2016.

"Los compañeros de mi partido me eligieron secretario general hace ocho meses y para recuperar la confianza de los ciudadanos, que habíamos perdido claramente. Esa es la tarea que voy a cumplir hasta el final", ha asegurado ante los periodistas.

Ha añadido que hasta ahora "nadie" le ha pedido que dimita, ni en su despacho, ni por teléfono, ni siquiera mediante un "tuit"; "¿Quién me tendría que pedir la dimisión para que dimita? La mayoría de mi partido", asegura.

El secretario general ha calificado de "aceptables" los resultados del PSE en el País Vasco y cree que "no se ha reconocido la gestión de Patxi López" lo suficiente y que "ha merecido la pena" gobernar allí. Tras decir que era un proceso distinto a los anteriores porque concurría un nuevo partido y porque eran los primeros comicios sin la violencia de ETA, ha reconocido que "quizá" el partido hubiera "esperado algo mejor".

Asimismo, ha añadido que "la historia pondrá a cada uno en su sitio" y ha quitado hierro al hecho de que él mismo no valorara de forma inmediata los resultados: "Salió el secretario de organización y la vicesecretaria general al día siguiente", ha apuntado. Hasta hoy se ha estado dedicando a preparar el debate de los Presupuestos Generales.

Sobre Galicia ha admitido, tras alabar la campaña del candidato Pachi Vázquez, que el partido "no ha sido capaz" de ofrecer "un Gobierno alternativo a los gallegos". Pérez Rubalcaba ha asumido el balance electoral como secretario general, "Tengo responsabilidad en todos los resultados de todas las elecciones".

"Yo escucho a todos"

En cuanto a las críticas, muchas dentro de su propio partido, ha afirmado que agradece que le digan "en persona lo mismo que me dicen en teletipos. Escucho a todos". "Hacer un slogan es muy fácil pero lo que necesita el PSOE es un análisis profundo y honesto", ha explicado ante las insistentes preguntas de los periodistas.

"Pensaremos qué vamos a cambiar, sé escuchar y admito críticas. Mi despacho está abierto para todo el que quieran colaborar", ha dicho sobre la nueva etapa que comienza su partido. Sobre una eventual y futura candidatura a la presidencia del Gobierno, Pérez Rubalcaba ha asegurado que "sería irresponsable" si se preocupara de eso "y no de buscar alternativas para los ciudadanos". "Cuando toque se hará", ha apostillado.

En relación al rechazo este miércoles en el Congreso de las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado para 2013, el líder de los socialistas ha dicho que "lo más relevante de la votación es la soledad del Gobierno".

"El Gobierno no debería cerrar los ojos a las críticas unánimes de la oposición", ha añadido, calificando las cuentas de "increíbles". "Si el Gobierno no quiere escuchar, allá él", ha explicado. Pérez Rubalcaba ha bromeado al inicio de la comparecencia mientras ajustaba la silla en la que se ha sentado: "Ya tienen titular, a Rubalcaba le mueven la silla".