Contra el aborto en EE UU
Varias personas protestan contra el aborto frente al Tribunal Supremo de Washington, EE UU. El TS se pronunciará esta semana sobre la constitucionalidad de la reforma sanitaria promovida por el presidente Barack Obama. Jim Lo Scalzo / EFE

Un senador republicano del estado de Indiana, en EE UU, Richard Mourdock, se opone al aborto incluso en casos de violación e incesto. En un debate electoral dijo que si se produce un embarazo en una violación es "algo que Dios quiere que suceda".

La polémica surgió cuando le preguntaron a Mourdock directamente si el aborto debe ser legal en casos de violación o incesto.

La única excepción es que esté en juego la vida de la madre "Yo sé que hay algunos que no están de acuerdo, y yo respeto su punto de vista, pero creo que la vida comienza en la concepción", dijo Mourdock dijo. "La única excepción que tengo, en el aborto, es que esté en juego la vida de la madre".

"He luchado a favor del aborto mucho tiempo, pero me di cuenta de que la vida es el regalo de Dios", dijo Mourdock, entre lágrimas. "E incluso cuando la vida comienza en esa situación horrible de una violación, es porque Dios quería que suceda".

Su contrincante el demócrata Joe Donnelly replicó que no creía que "Dios, o los dioses que hubiere, tendría la intención de que eso sucediera". En las redes sociales estadounidenses se  multiplican las críticas a las declaraciones del senador republicano, que no ha creido necesario modificar sus declaraciones.

Violaciones reales o auténticas

La polémica llega poco después de que el candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, rechazase tajantemente el comentario de un correligionario antiabortista que dijo que cuando una mujer sufre una violación "real", su cuerpo tiene mecanismos para evitar un embarazo. Los comentarios de Todd Akin, congresista por Misuri, "son insultantes e inexcusables", dijo Romney a la publicación conservadora National Review.

La violación auténtica muy raras veces genera un embarazo Akin, contrario al aborto sin excepciones, sostuvo el domingo en una entrevista con una televisión local de St. Louis que hay que distinguir entre la violación "real" o "auténtica", que muy raras veces genera un embarazo, y otros tipos, que no especificó. "Por lo que entiendo de los médicos, eso es muy raro", afirmó Akin al referirse a la posibilidad de embarazo como resultado de una "violación real".

"Si se trata de una violación real, el cuerpo femenino tiene formas de evitar" un embarazo no deseado, insistió el congresista. Las declaraciones de Akin motivaron una polémica de inmediato y el congresista emitió un comunicado argumentando que no se explicó bien en la entrevista, pero reiteró su oposición al aborto en casos de violación.