Ban Ki-moon también le da al 'Gangnam Style'
El artista surcoreano Jae-Sang Park, conocido como Psy (d), intérprete del fenómeno 'Gangnam Style', se reúne con el secretario general de la ONU, el también surcoreano Ban Ki-moon, el martes 23 de octubre de 2012, en la sede del organismo en Nueva York (EE UU). Este martes se celebra el Día de la ONU, que conmemora el aniversario de la entrada en vigor en 1945 de la Carta del organismo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó este martes estar "celoso" del éxito del popular rapero surcoreano PSY, responsable del pegadizo 'Gangnam Style' que hace un mes obtuvo el récord Guinness como vídeo más popular de YouTube.

Me siento muy orgulloso de ti. Eres un tipo 'cool'

"Estoy un poco celoso porque hasta hace sólo unos días la gente me decía que yo era el surcoreano más famoso del mundo", dijo Ban mientras saludaba efusivamente a su joven compatriota en la sede de Naciones Unidas.

En tono relajado y distendido, el secretario general se atrevió incluso a emular algunos de los pasos popularizados por PSY, todo un fenómeno de internet que en poco más de tres meses ha obtenido más de 483 millones de visitas en la plataforma Youtube.

"Me siento muy orgulloso de ti. Eres un tipo 'cool' y espero que puedas acabar con el problema del calentamiento global", dijo Ban, quien añadió que espera poder trabajar con el rapero y aprovechar su alcance planetario. El secretario general destacó el enorme poder de transformación que tiene la cultura y no dudó en establecer una similitud entre la música de PSY y el trabajo que hace la ONU para "intentar promover valores como el entendimiento mutuo".

"No me lo puedo creer. Es realmente un honor porque (Ban) es el mejor y está en el corazón de todos los coreanos", afirmó el rapero, que dijo sentirse incluso mejor que cuando llegó a lo más alto de las listas de éxitos.

El éxito global sin precedentes de "Gangnam Style", una parodia sobre el lujoso estilo de vida del selecto barrio de Gangnam, al suroeste de Seúl, ha venido a confirmar el auge planetario del otrora denostado pop asiático.

El videoclip, de unos cuatro minutos de duración y caracterizado por una melodía pegadiza e imágenes cómicas, se ha convertido en menos de tres meses en la canción surcoreana más popular de todos los tiempos.