El pequeño comercio de Bilbao- las tradicionales tiendas de barrio- vive tiempos de cambio tras arrastrar en los últimos años una profunda crisis que aún continúa. Los datos del Directorio de Actividades Económicas del Eustat constatan que entre 1999 y 2005 ha cerrado en Bilbao un comercio cada dos días. Si en 1999 había 10.425 tiendas, en 2005 quedaban 9.215, un 11,6% menos.

La apertura de los grandes centros comerciales, la dificultad para competir con grandes cadenas y la aparición de bazares figuran en el origen de la crisis del sector, aunque las asociaciones de comerciantes prefieran hablar de «reconversión» más que de crisis.

Las tiendas de alimentación, en favor de las cadenas de supermercados, han sido las peor paradas. Más del 50% de los comercios cerrados pertenecían a este sector. A éstas, les siguen las tiendas de reparaciones textiles y de calzado. Por barrios, Uribarri, Begoña y Rekalde son los que sufrieron el mayor retroceso en el número de comercios.

Sin pérdida de empleo

Los responsables del Área bilbaína de Promoción Económica reconocen la negativa evolución de los pequeños comercios, pero matizan que ello no ha conllevado una pérdida de empleo. Si en 1999 estas tiendas daban trabajo a 24.251 personas, en 2005 había 694 puestos de trabajo más, un 2,9% más.

«Las tiendas que quedan se profesionalizan y aumentan el negocio», explican las asociaciones de comerciantes. La superficie comercial en Bilbao también ha aumentado, un 2,3%.