Dark Wave
"Ola oscura", una de las obras que Fairey expone en Londres Shepard Fairey - StolenSpace Gallery

"No importa cuánto se implique el arte con la sociedad, la música siempre llegará mejor a los corazones y las mentes de la gente. Los artistas esperamos ser capaces de inducir un mensaje o una idea en los demás, pero no somos capaces de lograr ni siquiera una fracción de la emoción que produce la música". Habla Shepard Fairey (1970), uno de los diseñadores gráficos y artistas callejeros más famosos del mundo —fue el autor del cartel electoral de Obama (Hope) en 2008—.

Fairey, que sigue ejerciendo la protesta como en sus años de artista callejero, pero también se ha convertido en un hombre espectáculo y un empresario de éxito con su marca Obey, está en Londres desde hace unos días para la exposición Sound & Vision (Sonido y visión), que se inauguró el sábado 20 en la galería StolenSpace, donde estará en cartel hasta el 4 de noviembre.

Inspirada en una canción berlinesa de Bowie

La muestra, que toma el título de una canción de David Bowie durante su tránsito por el ambiente berlinés (Low, 1977), es un vehículo de Fairey para mostrar su respeto por los músicos, a quienes considera mucho más trascendentes que a los artistas plásticos. "La música es visceral, pero también tiene capas: el alcance de las letras, su contenido político, el estilo, la personalidad de los músicos... Los artistas gráficos no podemos alcanzar ese grado de impacto", ha asegurado desde la capital inglesa.

La música es visceral, pero también tiene capas: letras,  contenido, estilo Sound & Vision, la segunda gran exposición del estadounidense en Londres —la anterior fue en 2007—, incluye trabajos de técnica mixta en papel, collages y acetatos, así como serigrafías sobre madera, metal y papel. Todos tienen una sola pretensión: poner de manifiesto la deuda que Fairey siente hacia sus músicos favoritos. No es la primera vez que lo indica: hace dos meses publicó una colaboración con Neil Young.

"No me las puedo quitar de la cabeza"

El artista explica que este homenaje es lo menos que puede hacer dada la inspiración que ha obtenido de la música. "Las canciones me han enseñado mucho más que el arte. Nunca me las puedo quitar de la cabeza, algo que raramente puedo decir de un cuadro".

Las piezas expuestas están inspiradas en canciones y mensajes de grupos experimentales de los años setenta (Roxy Music, Kraftwerk), bandas punk como los Sex Pistols y The Clash, músicos post-punk de fuerte carga política como Gang of Four, colectivos de hip-hop (Public Enemy) y heavy (Metallica).  Para  fomentar la interacción con los visitantes a la exposición, Fairey ha rediseñado varios giradiscos y se ha llevado a Londres parte de su gran colección de vinilos, que el público puede escuchar en la galería. 

Sound & Vision también incorpora una mezcla musical especial para la ocasión de Z-Trip, el DJ de Chicago con el que Fairey ya había colaborado en el pasado. El soundtrack puede ser escuchado o bajado desde la web de Fairey.