Teléfono móvil
Una mujer habla por su teléfono móvil. Cordon Press

Los jueces del Tribunal Supremo italiano le han enmendado la plana a los científicos. Tantos años investigando si el uso del teléfono móvil produce cáncer, y ha sido este tribunal el que ha concluido la discusión.

Esta decisión judicial no se ha basado en evidencias científicas sólidasSe calcula que hay unos 6.000 millones de usuarios de telefonía móvil en el mundo. Pese a que ningún estudio lo ha podido demostrar, el Alto Tribunal transalpino ha decidido que su uso prolongado provoca cáncer, al reconocer como enfermedad laboral el tumor cerebral de Innocente Marcolini, un hombre de 60 años que se pasó más de una década hablando seis horas al día por motivos de trabajo.

Como cuenta Materia, la sentencia del Supremo italiano ha irritado a muchos expertos que llevan años investigando el asunto. Otro italiano, Michael Repacholi, que trabaja para la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera que "esta decisión judicial no se ha basado en evidencias científicas sólidas".

Y es que Repacholi publicó hace unos meses una revisión de varios estudios científicos, y su conclusión fue que no hay evidencia de un mayor riesgo de cáncer en la cabeza por el uso del teléfono móvil.

Ningún estudio lo ha demostrado

Uno de esos estudios, el conocido como 'Interphone', comparó el uso de los teléfonos móviles en 2.700 pacientes de tumores cerebrales malignos, 2.400 personas con tumores benignos y un grupo de control sano. Los datos no revelaron un vínculo, aunque sugerían un mayor riesgo de glioma (tumor cerebral maligno) en personas que usan el teléfono inalámbrico más de media hora al día.

Basándose en este estudio, la OMS clasificó el uso del teléfono móvil como "posiblemente cancerígeno", una categoría en la que también se encuentra el café. Sin embargo, un mes después, la propia OMS recalcó que "hasta la fecha, no se han encontrado efectos adversos para la salud causados por el uso del teléfono móvil".

No se han encontrado efectos adversos causados por el uso del móvilLos autores de 'Interphone' no establecieron una relación causa-efecto por el llamado "sesgo de recuerdo": las personas que sufren un cáncer cerebral tienden a exagerar su uso del teléfono móvil porque creen que es la causa de sus males. Y no hay manera de comprobarlo ya que los operadores no guardan un registro del verdadero uso del móvil de una persona en los últimos 10 años.

Otro estudio, el publicado en octubre de 2011 en el British Medical Journal, tampoco halló pruebas. En el mayor estudio realizado hasta la fecha se hizo un seguimiento de casi 360.000 personas con teléfono móvil en Dinamarca durante 18 años. El uso prolongado del aparato no apareció asociado a un mayor riesgo de cáncer.

La epidemióloga Patricia McKinney, de la Universidad de Leeds, recuerda que "los tumores cerebrales no han aumentado en las últimas décadas pese al creciente número de usuarios de telefonía móvil, aunque los efectos del uso a largo plazo requieren más investigación".