El PP de Alberto Núñez Feijóo amplía su mayoría absoluta y Beirás supera al BNG

  • El PP obtiene 41 escaños de los 75 que conforman en parlamento regional; gana 3 diputados, aunque pierde 135.000 votos respecto a 2009.
  • Las decepciones de la jornada fueron las del PSOE, que obtuvo 18 escaños, perdiendo 7 respecto a 2009; y el BNG, que perdió 5 y se queda en 7.
  • La coalición de Xosé Manuel Beiras, AGE, logra 200.000 votos y 9 escaños.
  • La participación cae un 0,63% respecto a 2009 y alcanza el 63,8%.
  • Especial Elecciones 2012 en Galicia y en el País Vasco.
Alberto Núñez Feijóo junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante el cierre de campaña.
Alberto Núñez Feijóo junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante el cierre de campaña.
EFE/Brais Lorenzo

El Partido Popular ha ganado las elecciones autonómicas en Galicia con comodidad, cumpliendo los pronósticos y por una amplia mayoría absoluta de 41 escaños. Esta "confianza", a la que se refirió varias veces el candidato Alberto Núñez Feijóo al valorar los resultados, se tradujo el domingo en un aumento de tres diputados respecto a 2009, aunque también en 135.000 votos menos.

En las cuatro provincias gallegas el PP ganó con holgura, obteniendo más de 653.000 votos. Tanto el líder gallego como la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, interpretaron este apoyo en clave nacional, aludiendo directamente al Ejecutivo central y a sus políticas y decisiones de esta primera legislatura, que pronto cumplirá un año. Fue, insinuaron, un respaldo en toda regla.

Núñez Feijóo logró más del 45% de los votos del electorado, más del doble que el principal partido de la oposición, el PSOE de Galicia, que sufrió una de las decepciones más importantes de la jornada. Los socialistas, liderados por Pachi Vázquez —que pidió una "gran reflexión" en el partido— obtuvieron 18 escaños, perdiendo siete respecto a 2009; también se dejaron en el camino más de 230.000 votos.

Solo el 20% de los electores (293.000 votos) les apoyó el domingo. "No es habitual" que con una crisis como la que se está viviendo en España el refrendo a un mandatario suponga tanta ventaja, dejó caer Núñez Feijóo en su comparecencia: el PSOE de Galicia confiaba en que el malestar contra los recortes del Gobierno central se reflejaría en los votos del 21-O. Pero, desde luego, no ha sido así.

Otra de las decepciones de la noche fue la del BNG, cuyo cabeza de lista, Francisco Jorquera, perdió cinco escaños y unos 125.000 votos respecto a las elecciones de hace tres años y medio (obtuvo 145.000). Se esfumó, por tanto, cualquier esperanza de formar algún tipo de pacto para intentar hacer frente a la mayoría popular. Para ellos fue un "fuerte revés electoral", que achacaron a una falta de "conexión" con el electorado.

La "revolución cívica" de Beiras

La sorpresa -el CIS solo les daba un escaño- fue Alternativa Galega de Esquerda (AGE), coalición liderada por Xosé Manuel Beiras, exlíder del BNG, que logró 9 escaños, superando al Bloque, y 200.000 votos con los que pisará por primera vez la Cámara regional. Para esta formación, en la que están representadas Anova, Esquerda Unida, Espazo Ecosocialista y Equo, lo suyo ha sido un gran triunfo y una visibilización de la "revolución cívica".

Los que se han quedado fuera del parlamento gallego este 21-O fueron el exbanquero Mario Conde, el exmilitante del BNG Xoán Bascuas y el cartero que quería ser diputado por UPyD, José Canedo. De los tres, fue Conde el primero en asumir "un punto de fracaso" al no conseguir ni un escaño para su formación Sociedad Civil y Democracia (SCD), por la que se presentaba en Pontevedra con la intención de "rascar" votos del PP.

Núñez Feijóo ha ganado con esta victoria algo más que tres escaños y otro mandato. Sube un escalón dentro de su propio partido, en el que hace ya dos y tres años se hablaba de él, con prudencia y en voz baja, como un posible delfín de Rajoy. El popular cogió el testigo en Galicia del fundador Manuel Fraga, del que se acordó el domingo con nostalgia, y puede que comience a caminar más rápido de lo que algunos creen.

Lo dijo hace poco Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid, mujer fuerte en el PP: "Por qué no?, no lo descarto", dijo en relación a un futuro liderazgo de Núñez Feijóo en el partido. A día de hoy, no obstante, el que respira es Rajoy, que ha apoyado directamente al gallego con su presencia en la campaña y que ha querido desvincular en todo momento la cita electoral con la eventual petición de un rescate a Europa, para algunos inminente.

Una participación del 63,21%

Núñez Feijóo anunció que el martes su partido celebrará una junta directiva, máximo órgano entre congresos, para analizar los resultados electorales de esta noche. Antes, acudirá a Madrid a una reunión del Comité Ejecutivo del PP que analizará también los resultados electorales del País Vasco, además de los gallegos.

La participación del 21-O en Galicia, que caía hasta siete puntos porcentuales a las 17 horas respecto a 2009, según datos de la Xunta, se recuperó de forma espectacular por la tarde, alcanzando el 63,8% del electorado, solo 0,63 puntos porcentuales menos que hace tres años. Los votos nulos alcanzaron el 2,55%, un 1,66% más que en 2009; por otro lado, los votos en blanco supusieron el 2,69% del total, un 1,03% más que hace tres años.

En cuanto a los resultados por provincias, en A Coruña el PP obtuvo 13 escaños (12 en 2009), el PSOE 5 (8), AGE 4 y el BNG 2 (4); en Lugo, el PP obtuvo 9 escaños (8), el PSOE 4 (5), AGE 1 y el BNG 1 (2); en Ourense, el PP logró 8 escaños (7), el PSOE 4 (5), AGE 1 y el BNG (2); y en Pontevedra, el PP obtuvo 11 escaños (11), el PSOE 5 (7), AGE 3 y el BNG 3 (4).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento