El presidente israelí no va al Parlamento, donde iba a ser boicoteado tras un supuesto escándalo sexual

  • La policía ha recomendado su procesamiento por supuesta violación de su ex secretaria y de abusar de otras nueve mujeres.
  • Las escuchas telefónicas, el fraude y reparto ilegal de regalos, así como por obstrucción a la justicia.
  • El ministro de Justicia dimitió hace unos meses por un escándalo similar.
Foto de archivo, tomada en noviembre de 2005, del presidente israelí, Moshe Katzav. (EFE)
Foto de archivo, tomada en noviembre de 2005, del presidente israelí, Moshe Katzav. (EFE)
El presidente israelí, Moshé Katzav, cedió finalmente a las presiones de un grupo de diputados que amenazaba con boicotearlo y no participó el lunes en la sesión inaugural del Parlamento o Kneset israelí.

Su hermano, Lior Katzav, quien en las últimas semanas actúa como su portavoz, comunicó por la mañaba a la presidenta del Parlamento, Dalia Itzik, que ha decidido no tomar parte en la apertura del período de sesiones de invierno de la Knéset, donde iba a ser boicoteado por un grupo de diputados.

Acusado de violación 

Los oficiales de la Policía de Israel que investigaron al presidente del Estado, Moshé Katzav, por supuesta violación de su ex secretaria y de abusar otras nueve mujeres, han recomendado hoy su procesamiento ante el asesor legal del gobierno, Menahem Mazuz.

Los oficiales que investigaron al presidente están reunidos esta tarde con Mazuz para exponerle los resultados de la investigación y, según la radio pública israelí, le han recomendado encausar al jefe del Estado.

Fuentes policiales, al cabo de tres meses de interrogatorios a todas las partes y a testigos, aseguran contar con pruebas fehacientes como para abrir un juicio a Katzav, quien niega categóricamente todos los cargos y afirma ser víctima de "una confabulación".


La decisión final para procesar al presidente israelí la debe tomar el procurador general, Mazuz, después de estudiar la documentación que le ha presentado la policía.

Mazuz tiene su despacho en el
Ministerio de Justicia, cuyo titular, Haim Ramón, debió dimitir hace unos dos meses para someterse a juicio por
acoso sexual contra una ex funcionaria pública.

Los investigadores policiales recibieron
denuncias de un total de diez mujeres contra el presidente por acoso sexual, desde los días en que era miembro del gobierno y en los últimos seis años en la Presidencia del Estado.

El abogado de Katzav, Zion Amir, declaró ayer, sábado, que las evidencias en poder de la policía no justifican el enjuiciamiento de su cliente.

Trayectoria intachable, hasta ahora

El presidente Moshé Katzav es uno de los pocos políticos en Israel que hasta ahora gozaba de una aureola de persona prácticamente intachable y un futuro prometedor, aunque su carrera se ve truncada por la sombra de una serie de escándalos sexuales que no dejan de sorprender a la ciudadanía.

El 31 de julio del año 2000, Katzav, quien fue viceprimer ministro bajo el Gobierno de Benjamín Netanyahu e histórico militante del partido Likud, se convertía en el octavo presidente de Israel y primero de la formación nacionalista.

Su trayectoria política se inició en 1969, cuando se convirtió en el

alcalde más joven de Israel al frente del municipio de Kiriat Malaji. Posteriormente en las elecciones de 1977, que llevaron al Likud al poder por primera vez, fue elegido diputado en el Parlamento.

Nacido en Yazd, Irán, en 1945 y emigrado a Israel en 1951, Katzav desempeñó entre los años 1984 y 1988 las carteras de Trabajo y Asuntos Sociales, y de Transportes de 1988 a 1992.

La carrera política de Katzav ha quedado ahora totalmente eclipsada por los escándalos sexuales, ya que
podría ser llevado a juicio por dos delitos de violación, entre tres y cuatro de agresión sexual y otros tantos de
escuchas telefónicas, fraude y reparto ilegal de regalos, así como por obstrucción a la justicia.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento