Junta deberá devolver al Estado en 10 años más de 1.200 millones por los "errores" en los anticipos de 2008 y 2009

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha deberá pagar en los próximos diez años más de 1.200 millones --124 millones al año-- derivados de los "errores" del modelo de financiación autonómica por los que en 2008 y 2009 el Estado dio anticipos a las comunidades autónomas "superiores a lo que correspondía en la liquidación definitiva".
Romaní
Romaní
EUROPA PRESS

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha deberá pagar en los próximos diez años más de 1.200 millones —124 millones al año— derivados de los "errores" del modelo de financiación autonómica por los que en 2008 y 2009 el Estado dio anticipos a las comunidades autónomas "superiores a lo que correspondía en la liquidación definitiva".

Así lo ha explicado en una entrevista en Europa Press el consejero de Hacienda, Arturo Romaní, que ha manifestado que los "errores" del modelo de financiación autonómica "lo vamos a pagar todos durante mucho tiempo", señalando que "el problema del sistema es que no es transparente".

La cifra de liquidación de los anticipos del Estado en el ejercicio de 2008 —dinero que adelanta el Estado a las comunidades en previsión de lo que recauden en el cobro impuestos— fue negativa y rondó los 5.700 millones para las comunidades autónomas, mientras que las regiones tendrán que devolver 20.000 millones de euros correspondientes al año 2009.

"Pagar 124 millones de euros durante diez años por un sistema de cálculo que liberó anticipos muy superiores a los que correspondían le va muy mal a la región, que tiene que incorporar a su Presupuesto partidas presupuestarias para ello", ha dicho. "Hay que cambiar un sistema que se ha demostrado que no es bueno y es poco transparente".

El sistema de financiación "no ha sido bueno"

El titular de Hacienda ha subrayado que el sistema de financiación autonómica "se vendió como algo buenísimo para la región, que recogía todas sus aspiraciones y que iba a ser buenísimo, y en absoluto ha sido eso", y ha abogado por buscar "la manera más justa de repartir" el dinero entre las comunidades autónomas.

Ha recordado que en la Conferencia de Presidentes autonómicos "se llegó a una conclusión razonable, que es estudiar en detalle la manera más justa de repartir lo que hay". "Si uno observa las reclamaciones de las regiones, todo el mundo pide más, y cualquiera puede adivinar que va a ser algo muy complicado y que cada uno tiene que defender sus argumentos".

Sobre la postura concreta que defenderá la región, ha señalado que la evolución del sistema autonómico para Castilla-La Mancha "no ha sido buena". "Tenemos que ser serios y razonables para pedir lo que es justo, pero con toda contundencia".

Gastos plurianuales

Por otro lado, se ha referido a los gastos plurianuales comprometidos por el anterior Gobierno socialista a los que ahora tiene que hacer frente la nueva Junta, algo que según ha dicho "resta margen de maniobra" en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma.

Como ejemplo, el consejero ha hecho referencia a unas transferencias de capital suscritas por la Consejería de Hacienda por valor de 2,2 millones anuales durante 10 años que se tienen que abonar al Instituto de Finanzas "por unas actuaciones de promoción empresarial que se hicieron en 2008".

"Alguien hizo ese año esas actuaciones y ahora lo tengo que pagar yo año a año hasta pagar más de 20 millones totales, y así ocurre con más consejerías de manera acentuada", ha criticado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento