El sector inmobiliario comenzará a respirar en 2014, según BBVA

  • En ese momento los descuentos respecto al precio máximo que tenían en los años de la burbuja inmobiliaria podrían rondar el 45%.
  • El regreso de inversores extranjeros podría contribuir a estabilizar los precios.
  • Inversores rusos, protagonistas del salón inmobiliario Barcelona Meeting Point.
Vista de uno de los 'stands' del salón.
Vista de uno de los 'stands' del salón.
bmpsa.com

El sector inmobiliario sigue sin tocar suelo. Las ventas siguen cayendo y los precios no dejan de hacerlo. Inmobiliarias y bancos calculan cuánto más pueden bajar los precios, para así imaginar cuándo verán la luz al final del túnel. El BBVA se anima a dar su pronóstico: será en 2014.

Según Ignacio Sanmartín, director de estudios de BBVA Real Estate, la sociedad que aglutina todo el negocio inmobiliario del grupo salvo las hipotecas de particulares, el sector inmobiliario podrá comenzar a "respirar" a partir de 2014: "Esperamos que en 2014 veamos un poco la luz, nos quitemos el corsé y podamos respirar".

En una mesa redonda celebrada en el salón inmobiliario Barcelona Meeting Point, el directivo de BBVA ha calculado que en 2013 los precios de los inmuebles todavía no habrán tocado fondo, pero cree que sí que lo harán en 2014, cuando calcula que los descuentos respecto al precio máximo que tenían en los años de la burbuja inmobiliaria podrían rondar el 45%.

Sanmartín cree que, pasados "un par de años difíciles", el regreso de inversores extranjeros podría contribuir a estabilizar los precios y a recuperar el sector inmobiliario español.

En ese sentido, Walter de Luna, director general para España y Portugal y director ejecutivo de ING Commercial Banking Real Estate Finance, asegura que el sistema bancario español no podrá cubrir las necesidades de financiación del sector inmobiliario y seguramente habrá que desarrollar "instrumentos en los mercados de capitales" para captar financiación.

Que vengan los rusos

El descenso de los precios de los inmuebles, la falta de crédito, la crisis de promotores y constructores o la puesta en marcha del banco malo son algunas de las preocupaciones que estos días centran la atención de los asistentes a este salón, en el que este año destacan las casetas habilitadas para dar salida a los inmuebles que se ha adjudicado la banca y aquellos pensados para atraer a inversores rusos.

De hecho, CatalunyaCaixa Inmobiliaria ha creado una estructura comercial específica destinada a atraer a compradores procedentes de Rusia y de los países de su órbita, el colectivo de extranjeros que más pisos está comprando en estos momentos en Cataluña, una iniciativa que ha permitido a la entidad vender en estos días 15 pisos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento