Tres muertos y 110 heridos en un atentado con coche bomba en el barrio cristiano de Beirut

  • El atentado estaba dirigido contra el jefe de Inteligencia de la policía libanesa.
  • El estallido tuvo lugar en la plaza Sasi, a 200 metros de la sede del partido cristiano de la Falange Libanesa.
  • De momento, ningún grupo ha reivindicado la autoría del ataque.
  • La explosión quebró los cristales de los inmuebles próximos a la zona y se produjeron escenas de pánico entre la población, como en un centro comercial.
Bomberos libaneses, en una imagen de archivo, apagan el incendio en un edificio cercano al lugar donde ha explotado un coche, en la zona cristiana de Achrafiyeh, en Beirut.
Bomberos libaneses, en una imagen de archivo, apagan el incendio en un edificio cercano al lugar donde ha explotado un coche, en la zona cristiana de Achrafiyeh, en Beirut.
Wael Hamzeh / EFE

Al menos tres personas murieron y otras 110 resultaron heridas en el atentado con coche bomba que sacudió este viernes el barrio cristiano de Al Ashrafiya, en el centro de Beirut, según las últimas cifras facilitadas por la Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN), que antes había informado de ocho fallecidos.

Según informan fuentes policiales, el atentado estaba dirigido contra el jefe de Inteligencia de la policía libanesa, el general Wissam Hasan, que murió en el suceso.

La agencia explicó que el estallido, que tuvo lugar en la plaza Sasi, a 200 metros de la sede del partido cristiano de la Falange Libanesa, causó también daños materiales en edificios cercanos.

La explosión quebró los cristales de los inmuebles próximos a la zona y se produjeron escenas de pánico entre la población, como en el centro comercial ABC, situados a pocos metros del lugar donde se produjo el suceso.

La cadena de televisión local LBC mostró imágenes del vehículo con el que se perpetró el ataque, que resultó completamente carbonizado.

También se podían ver imágenes de varios heridos trasladados a las ambulancias por los equipos de rescate. El ministro libanés del Interior, Maruan Sharbal, visitó el lugar del atentado y ordenó a las fuerzas de seguridad que aceleren las investigaciones para aclarar las causas. De momento, ningún grupo ha reivindicado la autoría del ataque.

El general asesinado

El jefe de Inteligencia, Wissam Hasan, había dirigido las investigaciones por las que, el pasado agosto, el ex ministro libanés de Información Michel Samaha, cercano al régimen sirio, fue acusado de haber planificado asesinatos contra personalidades políticas y religiosas en el Líbano.

El máximo responsable de los servicios secretos policiales, de 43 años, había llegado la noche del jueves a Beirut procedente del extranjero, según LBC. Estaba previsto que Hasan sucediera el próximo año al actual jefe de la Policía libanesa, Ashraf Rifi, cuando este pasara a jubilarse.

El general asesinado —próximo al grupo opositor Futuro, de Saad Hariri— estaba en el punto de mira de grupos libaneses favorables a Siria como Hizbulá (chií), que habían pedido su dimisión.

Hasan también había colaborado en las investigaciones sobre el asesinato en 2005 del primer ministro libanés Rafic Hariri, de quien fue su responsable de seguridad, y de otros atentados terroristas dirigidos contra personalidades antisirias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento