Pescado azul o pescado blanco: diferencias y beneficios en la dieta

  • El pescado blanco es más bajo en grasas y calorías.
  • El azul absorbe de manera fácil los tóxicos pero es más rico en nutrientes.
  • Las especies que más concentran tóxicos son los pescados de mayor tamaño.
Pescados y mariscos en un puesto de un mercado tradicional.
Pescados y mariscos en un puesto de un mercado tradicional.
TORRES

Los dos son buenos y los dos deben estar presentes en nuestra dieta. La principal diferencia entre pescado blanco y azul es su contenido en grasas. El azul es más graso y calórico, pero es también imprescindible porque nos aporta ácidos grasos insaturados buenos para el corazón.

El pescado blanco no supera el 2% de su composición, lo que hace que contengan solamente unas 80 calorías por cada 100 gramos. El azul presenta como mínimo un 6% de grasa (lo normal, entre un 8 y un 15%), por lo que 100 gramos contienen entre 120 y 200 calorías.

Los pescados catalogados como blancos presentan menor cantidad de grasa que los azules, pero "no son muy ricos" en ácidos grasos, como apunta el director del Laboratorio de Toxicología y Salud Medioambiental de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, José Luis Domingo Roig.

¿Cuáles son los pescados azules y los blancos?

Se trata de buscar el equilibrio, porque –recuerda Domingo– "los pescados más ricos en grasas, los azules, absorben de manera fácil los tóxicos, pero también suelen ser más ricos en nutrientes".

Pescados blancos

  • Bacalao
  • Cabracho
  • Gallo
  • Lenguado
  • Merluza
  • Pescadilla
  • Rape

Pescados azules

  • Anchoa
  • Atún
  • Caballa
  • Salmón
  • Sardina

El Laboratorio de Toxicología ha analizado los 14 pescados más consumidos en España para conocer el equilibrio entre los beneficios y los riesgos de su consumo, de acuerdo con sus valores nutricionales y contaminantes.

Para Domingo, hay que tener en cuenta tres aspectos a la hora de equilibrar el consumo de estos alimentos: la especie y su origen, la dosis consumida y la frecuencia del mismo.

Cuestión del mar y del tamaño

Entre las especies que más concentran elementos tóxicos, se encuentran los pescados de mayor tamaño, que componen la cabeza de la cadena alimenticia como el pez espada o el atún, ambos azules.

Las dos especies tienen un mayor índice contaminante, pues absorben los componentes químicos de los más pequeños, apunta el investigador. Los elementos tóxicos se dividen en varias categorías entre las que figuran las inorgánicas, como el metal pesado mercurio, y las orgánicas, como las dioxinas.

El experto español alerta del riesgo de ingerir grandes pescados si proceden de mares muy contaminados, entre los que citó el Báltico y excluyó el Mediterráneo, mientras señaló el océano Atlántico como uno de los “más limpios”.

Según los estudios dirigidos por Domingo, algunas de las especies más beneficiosas son los pescados azules de pequeño tamaño como la caballa o la sardina. "Por los aportes en proteínas y Omega 3 y que por su tamaño no van a representar ningún riesgo", apuntó el investigador, quien resaltó la ventaja calidad-precio de esta gama de pescados respecto a otras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento