Garci: "Todos los que hacemos cine estamos un poco locos"

  • El director de cine se encuentra en México presentando su último largometraje, 'Holmes & Watson. Madrid Days".
  • "Si la gente tiene dificultades para comer, es difícil que vaya al cine", afirma.
José Luis Garci, de visita en México.
José Luis Garci, de visita en México.
Alex Cruz / Efe

El cineasta español José Luis Garci, de visita en México para asistir a un Festival en su honor, reconocido que su última película Holmes & Watson. Madrid Days llega en medio de una "crisis terrible", donde "si la gente tiene dificultades para comer, es difícil que gaste para ir al cine".

Durante una rueda de prensa en la capital mexicana, declaró que la industria cinematográfica está en un "momento muy complicado", pues aunque "siempre habrá dos o tres películas al año que funcionen", no sucede eso con el grueso de la producción, porque "además se ha perdido la costumbre de ir al cine".

"Antes el cine era algo que se veía en las salas, ahora pertenece a un mundo distinto (...), a centros comerciales donde puedes ir a comerte una hamburguesa, comprarte una corbata y quizá ver una película. Pero forma parte de un mundo industrial, es un electrodoméstico prácticamente", criticó.

Aún sabiendo que es el peor momento, quienes "hacemos cine estamos todos un poco locos y no medimos muy bien el riesgo", se defendió y recordó que esta es una profesión por "vocación" en la que "trabajas porque te gusta".

Su último filme, estrenado el pasado 7 de septiembre en Madrid, presenta al investigador más famoso del mundo, Sherlock Holmes, y a su ayudante el doctor Watson en la capital española "en la investigación más importante con la que se puede encontrar cualquier persona: el misterio del amor", explicó Garci.

Tras la pista de Jack el Destripador por las calles del Madrid del XIX, la película "no tiene acción, porque yo no soy un director de acción, pero sí tiene sentimientos, emoción y permite contemplar a dos personajes míticos de la literatura, aunque sin pipa, ni gorra, ni lupa, más cercanos a la mentalidad actual", indicó.

Galardonado con un premio Óscar a mejor película extranjera por Volver a empezar en 1982, el autor consideró haber tenido la suerte de trabajar en una "época dorada", donde las estrellas eran "sublimes", algunas como Henry Bogart, Greta Garbo o Marilyn Monroe.

El festival que lleva su nombre, organizado de forma conjunta por la Consejería de Educación de la embajada de España y el Consejo para la Cultura y las Artes (Conaculta), se celebrará en la capital mexicana hasta el 21 de octubre, tratará "la educación, el cine y la literatura" y proyectará películas del director español.

Precisamente, consideró que la educación es una de las causas de la actual crisis que se vive en España, pues afirmó que sus compatriotas han recibido en los últimos 30 años una formación peor a la suya y a la de sus antecesores, cuando existía una visión más "humanista" con asignaturas como el latín o el griego.

"Me parece que nosotros tenemos una manera de ver el mundo distinta, yo cuando estudié todavía había conceptos intocables. La ética no se podía manipular, el honor era el honor, el valor de la palabra, todo eso ya no existe", lamentó.

De las movilizaciones que se están viviendo en España, advirtió que se están "utilizando unos métodos parecidos a los que fueron absolutamente criticables en los años 30".

"Si somos demócratas, tenemos que admitir que el voto vale y esperar otros dos años para volver a votar", dijo.

"La democracia es el poder de hablar, el poder de charlar, el poder de manifestarse por supuesto, pero siempre dentro de que cumplamos las leyes que nos hemos dado unos a otros. Eso no tiene ninguna discusión", aseveró.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento