Caldera en Tenerife
Caldera saluda al comisario jefe D.Gil Rubiales y al comisario del sur Don Luis Carrión en Tenerife. (Manuel Lérida / Efe) Manuel Lérida / Efe
El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, aseguró el sábado, en una visita a la Comisaría de Policía del Sur de Tenerife, que la inmigración irregular en Canarias "está remitiendo" después de vivir "una crisis humanitaria importante", por lo que habló de una situación "de esperanza".

Las razones del descenso de cayucos responden por una parte, a juicio de Caldera, a una "mayor implicación" de los países subsaharianos en las negociaciones con el Estado español y de la Unión Europea y, por otra, al impulso de las vías para la contratación "legal" de las personas inmigrantes "que sean necesarias dentro de nuestro mercado laboral".

Los que afirman que hay un efecto llamada en la inmigración porque un país tenga un ley u otra son unos hipócritas

Así, entiende el dirigente socialista "que se producirá un descenso notable de las llegadas de embarcaciones irregulares", y tachó de "hipócritas" a "los que afirman que hay un efecto llamada en la inmigración porque un país tenga un ley u otra".

Jesús Caldera, acompañado del delegado del Gobierno, José Segura, y varios mandos policiales, alabó el comportamiento "ejemplar" de los servicios de acogida, las fuerzas de seguridad de Policía Nacional, Guardia Civil, Salvamento Marítimo, Cruz Roja, como factor añadido "que han sabido estar a la altura.

A todos los seres humanos que han llegado a Canarias se les han respetado sus derechos, incluso, "en una situación de emergencia cuando los agentes han tenido que doblar sus turnos".

Traslado de menores a la Península y repatriaciones

Respecto al traslado de menores a la Península, el ministro dijo que se han derivado hasta ahora 50 menores, aunque el programa de traslado de menores que ha puesto en marcha el Estado "está preparado para doscientos".

En este sentido, Caldera espera "que se alcance un ritmo de traslado de 50 menores por semana" y así ir respondiendo "con todas las garantías razonables a la situación", sin olvidar "el respeto a los derechos de estas personas que además de ser menores son inmigrantes".

Por ello, Caldera agradeció "la solidaridad" de las comunidades autónomas que acogen actualmente a menores.

Hasta ahora se han derivado 50 menores

Al mismo tiempo, el Ministro de Trabajo dijo que se está desarrollando "un intenso programa de repatriaciones" hacia los países de origen de los inmigrantes, que sumado a la "colaboración conjunta" ha desembocado en el "descenso muy notable" de las llegadas masivas de los últimos meses de agosto y septiembre.

En referencia al traslado total de inmigrantes, hasta el momento "casi 18.000 subsaharianos" se han conducido a la Península y en Tenerife quedan 3.000 en los diferentes centros de internamiento.

Ayer, la Comisaría del Sur albergaba 80 irregulares a la espera de ser puestos a disposición judicial; "muy pocos", según Caldera quien añadió que "antes de final de año, se aflojará la presión que existía en Canarias".

Llega un cayuco con 139 inmigrantes 

Un cayuco con 139 inmigrantes a bordo arribó el sábado al puerto de Los Cristianos, sur de Tenerife, y entre ellos podría haber 13 menores, informó Austin Taylor, coordinador de la Cruz Roja en el mencionado puerto.

La barcaza llegó a Los Cristianos arrastrada por un buque de Salvamento Marítimo y escoltada por una patrullera de la Guardia Civil.

Los inmigrantes se encuentran en general en buen estado físico, aunque algunos necesitaron ser atendidos de heridas leves, precisó la misma fuente.