Más de mil personas se concentraron el sábado en Las Navas del Marqués (Ávila) para pedir la paralización del proyecto urbanístico Ciudad del Golf y contra la tala de cientos de pinares en la zona donde se prevé levantar esta iniciativa, que una sentencia ha prohibido llevar a cabo.

Convocados por varias organizaciones ecologistas, la protesta estuvo presidida con gritos como "No a la tala" y pancartas por los al menos 2.000 pinos cortados en una zona del término municipal donde se proyecta una urbanización, pero que una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León decidió que no era urbanizable por sus valores ambientales.

También se escucharon voces que instaban al alcalde de la localidad, Gerardo Pérez (PP), a presentar su dimisión. Incluso algunos de los asistentes lucían camisetas con la leyenda "La ciudad del golfo".

Según el presidente de la asociación ecologista Mountain Wilderness, Carlos Jarque, una de las entidades convocantes, la respuesta a la protesta ha sido "muy satisfactoria", aunque el corte de la carretera CL-505 (Ávila-Las Navas) a causa de un accidente de tráfico mortal "ha impedido que varios cientos de personas hayan podido acudir" a la concentración, celebrada en la plaza del Cristo de la localidad.

Daños irreparables

"El daño en los pinares es irreparable -indicó-, porque en el caso de que el proyecto no siga adelante lamentablemente nadie pensará en repoblar lo destruido", en forma de viales entre el denso pinar, situado en el Barrio de la Estación de la localidad navera.

Si el proyecto no sigue adelante, nadie pensará en repoblar lo destruido

Jarque mostró confianza en que el recurso que presentará la Junta de Castilla y León ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León no prospere, y confió en que el contencioso sirva para "ratificar" la decisión favorable a que no se construya en los pinares.

Por su parte, el portavoz de la asociación ecologista Centáurea Carlos Bravo, criticó la actuación de la Junta de Castilla y León por apoyar al Ayuntamiento de Las Navas en la iniciativa de construir una urbanización en terrenos declarados como Zona de Especial Protección para las Aves (Zepa).