Caso Mercasevilla
El exdelegado de Empleo A. Rivas, a la derecha, junto a su abogado. EFE

Los cuatro acusados en el juicio por la presunta petición de comisiones en Mercasevilla han aprovechado este jueves su derecho a la última palabra para declararse inocentes y el exgerente del mercado Fernando Mellet ha anunciado querellas contra quienes le han denunciado.

El exdelegado de la Junta Antonio Rivas se ha limitado a declararse inocente y el ex director adjunto de Mercasevilla Daniel Ponce ha dicho que no tiene estudios y que nunca pensó que tuviese la condición de funcionario, razón por la que es acusado de cohecho y se enfrenta a 21 meses de suspensión.

La funcionaria Regla Pereira ha explicado al jurado que este caso la sorprendió con 30 años y le ha destrozado la vida personal y familiar, pues se ha quedado sin trabajo y la han "avergonzado públicamente".

El juicio, que empezó el 28 de septiembre, ha quedado aplazado hasta el próximo lunesLa intervención que más ha sorprendido ha sido la de Mellet, quien ha asegurado que "ha sido muy complicado guardar silencio" estos años, ha afirmado que la grabación que le hicieron los empresarios denunciantes es ilegal y que lo único que había era "una negociación" y no una petición de comisiones. Después de "aguantar dimes y diretes ha quedado acreditada de manera contundente mi absoluta inocencia", ha dicho Mellet.

Según el exgerente, grabaciones como las que le hicieron los empresarios de La Raza han sido declaradas ilícitas por el Tribunal Constitucional y por ello ha empezado a decir que "va a ejercer todos sus derechos" contra ciertas personas, pero el magistrado presidente del jurado no le ha dejado terminar y le ha dicho que solo podía hablar de este juicio "y no de lo que vaya a hacer en el futuro".

El juicio, que empezó el 28 de septiembre, ha quedado aplazado hasta el próximo lunes, cuando el juez Ángel Márquez entregará al jurado el objeto del veredicto con las preguntas que deberán responder sobre participación de los acusados en la petición de una comisión de 450.000 euros.

"Sin pruebas", según la defensa

Antes de que el juicio haya quedado visto para veredicto, también expuso su informe final el abogado de Rivas, Francisco Baena Bocanegra, quien ha asegurado que no hay ninguna prueba contra su cliente pero en el caso Mercasevilla "interesaba que hubiera un jurado popular y Antonio Rivas era la percha donde se cuelga el abrigo de este juicio".

Ha recordado que la propia juez Mercedes Alaya, en el auto de procesamiento, reconoció que contra Rivas solo tenía "indicios débiles" y que los dos empresarios denunciantes del cohecho declararon que en ninguna de las tres reuniones que celebraron con los acusados se habló de él.

Baena Bocanegra ha pedido al jurado que "no invente, no elucubre, no presuma, conjeture o aventure", ya que solo puede condenar con "datos objetivos" y ha concluido su alegato con la frase de un personaje de Arthur Miller de que "más vale absolver a cien culpables que condenar a un solo inocente".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.