Microsoft ha anunciado que su nuevo sistema operativo Vista llegará con cambios, motivados por un "diálogo constructivo" con la Comisión Europea y con Corea del Sur sobre sus preocupaciones regulatorias.

"Microsoft acordó llevar a cabo una serie de cambios a Windows Vista en respuesta a las directivas que la compañía recibió de la Comisión Europea" dijo el consejero general Brad Smith.

Microsoft acordó llevar a cabo una serie de cambios a Vista en respuesta a las directivas que la compañía recibió de la CE

El ejecutivo confirmó que la compañía también había incorporado cambios a Windows Vista en Corea del Sur para cumplir con sus obligaciones legales en ese país, de acuerdo a un comunicado de Microsoft.

Microsoft también ha dicho que mantiene sus planes para comenzar a distribuir Vista a sus clientes empresariales de gran volumen en noviembre, con una disponibilidad general a partir de enero.

Es decir que, a pesar de los cambios, no habrá retrasos en ningún territorio.

Una fuente cercana a la situación aseguró que la nueva versión permitirá a los consumidores eliminar funciones del software de Microsoft y elegir alternativas con una fácil aplicación.

La vinculación del software de Microsoft con Vista era el centro de las preocupaciones de la CE.

Este anuncio llega poco más de una semana después de que Microsoft recurriese la multa de 280,5 millones de euros impuesta por la CE.

Por su parte, fuentes comunitarias agregaron que Microsoft es quien debe garantizar que el sistema Windows Vista permite a los usuarios elegir de forma real los programas informáticos que quieran incluir, además de que debe poder interoperar con otras plataformas.

La CE recordó, en un comunicado, que Microsoft es la responsable de que sus productos cumplas las normas comunitarias, especialmente con los principios de la decisión de Bruselas de marzo de 2004.