Grupos de padres y madres se organizan para secundar la huelga y cuidar a los niños

  • Padres en paro o autónomos se organizan para la primera huelga de CEAPA.
  • Polideportivos y plazas sirven para aglutinar a padres y madres en huelga.
  • "La situación que se vive en muchos hogares es crítica" sin las becas, denuncian.
Padres en huelga por la enseñanza pública han llevado a sus hijos a una plaza de Latina.
Padres en huelga por la enseñanza pública han llevado a sus hijos a una plaza de Latina.
J. J. Guillén / EFE

Grupos de padres, muchos de ellos en paro, se han organizado para cuidar a los niños que no han acudido este jueves a los colegios, secundando la primera huelga convocada por la CEAPA, y realizan actividades lúdicas en polideportivos, locales de asociaciones vecinales o visitas a exposiciones.

Ara García, una madre de una niña de 3 años del colegio San Cristóbal, situado en el barrio madrileño de Chamberí, ha explicado a que "la situación que se vive en muchos hogares es crítica y no tienen dinero para comprar libros y comida, ya que el 70% de los alumnos tenían becas de comedor, "y este año no se sabe nada todavía".

"Tenemos a 18 niños jugando en un polideportivo y haciendo manualidades, son los más pequeños", mientras que otros grupos de mayores se han ido a visitar una exposición de Gauguin, en el Museo Thyssen.

Padres desempleados, autónomos o personas con distintos turnos de trabajo han encajado su disponibilidad para cubrir el horario de colegio de sus niños.

Incluso, estudiantes de institutos se han ofrecido para entretener a los más pequeños, bajo al supervisión de miembros de las AMPAS, que han recibido las autorizaciones para el cuidado de los niños.

Pero en otros colegios, como el Asunción Rincón, en el mismo barrio que el anterior, no había ninguna alternativa prevista.

Algunos de los padres, que han acudido a las nueve de la mañana a llevar a sus hijos a clase han reconocido que, aunque compartían los motivos de la huelga, no sabían dónde dejar a sus hijos esta mañana.

Federico, padre de un niño de 12 años, que vino de Uruguay hace diez años por motivo de la crisis y no descarta que tenga que irse, "porque estamos ante un desastre que parece que va a durar".

"Entretanto, tenemos que educar a nuestros hijos para que sean ciudadanos, y si no funciona el país tendrán que buscarse la vida en otros sitios". "Tengo que trabajar, afortunadamente, y mi hijo tiene que venir al colegio".

El 40% de los niños no han acudido a este centro, según datos de la dirección del colegio. Su director, Julio Jerónimo, asegura a Efe que la mitad de los niños más mayores, los de sexto de primaria, no han ido a clase.

"En quinto tenían un examen programado, pero ayer decidimos aplazarlo", añade.

Padres implicados en el AMPA

En el colegio Fernando el Católico, de los 250 alumnos, han faltado 91 -el 36%-.

"Han sido alumnos de infantil, la mayoría", señala a la directora, María del Carmen Gutiérrez, quien aclara que el 70%de los niños de este centro son inmigrantes, sobre todo de cursos de primaria.

"En los cursos de los más pequeños hay más padres españoles, que lógicamente están más implicados en el AMPA y están apoyando más al profesorado en sus reivindicaciones".

Victoria Rodríguez, miembro de la asociación de este colegi, cree que "si no han faltado más niños ha sido por el trabajo".

"Creo que esta tarde irá mucha gente a la manifestación porque hay un goteo de medidas que están perjudicando a la educación pública, sobre todo los recortes en las ayudas de libros y comedor y el aumento de tasas en la universidad", opina.

En el colegio público San Miguel, de la localidad madrileña de Moralzarzal, la protesta apenas se ha notado con la ausencia de 2 o 3 niños por aula de un total de 600 alumnos, según ha explicado a Efe la secretaria del centro Amaya Cuevas.

En el Ramiro de Maeztu, ubicado en la capital, cerca del 35 % de los alumnos ha secundado la protesta.

Félix Aragonés, director del Instituto de Educación Secundaria Las Encinas, en Villanueva de la Cañada, ha dicho que faltan 213 de los 709 alumnos del centro, lo que eleva el seguimiento del paro a algo más del 30 por ciento.

Además, ha destacado que la protesta ha ido en aumento dado que ayer la huelga sólo fue secundada por el diez por ciento del alumnado. En algunos colegios, padres y alumnos han acudido con camiseta verde, símbolo de la campaña "una educación pública para todos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento