El detenido, un argentino-israelí que atiende a las iniciales B.M.B y que trabaja como administrador de diversas sociedades dedicadas a la inversión inmobiliaria, fue arrestado cuando intentaba pasar a Gibraltar.

El segundo, que ha sido liberado, es abogado y trabaja en Marbella y en Madrid. Por el momento su vinculación sería menor.

El dinero blanqueado por red marbellí supera hasta el momento los 250 millones de euros y se han detenido hasta 47 personas implicadas con el caso, entre ellas el supuesto cerebro de la trama.

La policía no descarta nuevos arrestos, ya que se han cursado órdenes de detención sobre personas no localizadas hasta el momento, a puesto fronterizos y Unidades Policiales en general.