Imagen del planeta en el que se han medido las temperaturas.
Imagen del planeta en el que se han medido las temperaturas. (ARCHIVO)

El telescopio espacial "Spitzer" de la NASA ha medido por primera vez las temperaturas diurna y nocturna de un planeta extrasolar, reveló hoy un estudio divulgado por la revista "Science".

En lo que constituye "el primer informe meteorológico interestelar", el estudio indicó que las temperaturas son extremadamente altas en el lado del planeta gaseoso de cara a su sol y extremadamente frías en el otro.

La diferencia de temperatura entre uno y otro lado del planeta, es de alrededor de 1.400 grados centígrados.

 

Si uno pasara de la noche al día en ese planeta, el cambio de temperatura sería equivalente al de saltar al interior de un volcán

Hasta ahora, las observaciones de los exoplanetas, es decir aquellos fuera del sistema solar, hechas por telescopios espaciales o desde la superficie terrestre se han limitado a determinar el tamaño y la masa de esos cuerpos, así como sus movimientos de traslación o rotación.

El planeta objeto de las observaciones del "Spitzer" es muy similar a Júpiter y ha sido identificado como "Upsilon Andrómeda b". Tiene un movimiento de traslación en torno a su estrella de sólo 4,6 días.

Según afirmó Sara Seager, astrónoma del Departamento de Magnetismo Terrestre de la Institución Carnegie, ante la reunión anual de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica de EEUU, las observaciones del "Spitzer" han revolucionado el conocimiento sobre los planetas extrasolares.

"La mayoría de los astrónomos esperaban que su temperatura fuera más uniforme, como en Júpiter. Pero está claro que este planeta tiene un lado frío y un lado caliente", señaló.

El equipo de astrónomos dirigido por Joe Harrington, de la Universidad Central de la Florida, cree que, como nuestra luna, el planeta presenta una sola cara hacia su estrella, lo que explica las enormes diferencias de temperatura.

"Si uno pasara de la noche al día en ese planeta, el cambio de temperatura sería equivalente al de saltar al interior de un volcán", indicó Brad Hansen, de la Universidad de California, y director del proyecto.

"Upsilon Andrómeda b" fue descubierto en 1996 alrededor de la estrella "Upsilon Andrómeda" que se encuentra a unos 40 años luz de la Tierra y puede observarse a simple vista en la constelación de Andrómeda.

La estrella cuenta con otros dos planetas que se encuentran a mayor distancia de ese sol que "Upsilon Andrómeda b".