El ex ministro de Defensa José Bono atiende a los periodistas antes de la presentación del libro "Y al final, la guerra.
El ex ministro de Defensa José Bono atiende a los periodistas antes de la presentación del libro "Y al final, la guerra (EFE/Emilio Naranjo) EFE/Emilio Naranjo

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero comprendió la postura de José Bono al rechazar el ofrecimiento del PSOE a encabezar las elecciones a la alcaldía de Madrid en 2007, al decir que "tiene que querer estar, tiene que estar convencido y creérselo", según declaraciones recogidas por El País.

También reconoció que no tiene aún ningún candidato.

Zapatero reconoció que las palabras de Bono provocaron "una expectativa que no era real"

Rodríguez Zapatero señaló que su partido tendrá un candidato "ganador", pero excluyó a cualquiera de sus actuales ministros.

Tan abierta está la carrera que el presidente no descarta presentar a un candidato por fuera de su partido, aunque esta no es la prioridad.

De todos modos, señaló que no se sintió decepcionado por la actitud de Bono, que muchos calificaron de ambigua, porque esa posibilidad era "absolutamente remota".

Sin embargo, reconoció que las palabras del ex ministro de Defensa provocaron "una expectativa que no era real. El primero que sé que no era real soy yo".

El mismo Bono admitió que no estuvo "acertado" el pasado martes, cuando fue consultado y dijo que "le agradaba" y que "a nadie le amarga un dulce".

El ex presidente de Castilla-La Mancha, ha desmentido estar enfrentado con el presidente, a quien lo une "una buena relación de amistad", y quien "comprende muy bien mi situación".

Bono dijo el pasado miércoles que las críticas a su decisión eran infundadas, porque a la propuesta no se la hizo el presidente, a quien él "nunca le haría un desaire".