El director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno de Extremadura, Iván Redondo, ha asegurado que es un "consejero" sin cartera, pero "con mochila", en la que lleva "muchas cosas, y muchas preocupaciones, y entre ellas está el empleo", pero ha aclarado que su función es "la de asesorar, la de auditar, analizar la información disponible para reportarle al presidente y a la vicepresidenta, y que ellos tomen las decisiones".

"No tengo cartera, claro, no la tengo, es que no nos ha dejado nada. Pero soy consejero, y todo el mundo lo sabe, porque me han sacado unas cuantas fotos, con mochila", ha señalado Iván Redondo en la comparecencia que ha protagonizado, a petición propia, en la Comisión de Acción Exterior, Juventud, Deportes y Comunicación del Parlamento de Extremadura, para informar sobre las líneas generales de actuación del Gabinete de la Presidencia del Gobierno de Extremadura.

Así, Redondo ha negado que su nombramiento, el pasado 7 de septiembre, como director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno extremeño suponga "un mayor coste en absoluto" para las arcas públicas, ya que "este puesto ya estaba creado, lo que pasa es que se crea un gabinete", y de hecho, ha asegurado que él cobra "menos" que su antecesor.

Respecto a su labor al frente del Gabinete de la Presidencia del Gobierno Extremeño, Iván Redondo ha explicado que su finalidad es "prestar un mayor apoyo político y técnico al presidente del Gobierno extremeño en su acción de Gobierno", y ha negado que sea un experto en marketing.

En cualquier caso, Redondo ha acudido a su comparecencia con dos copias del ensayo 'La miopía en el marketing', de Theodore Levitt, una para el Grupo Socialista y otra para Izquierda Unida, para aclararles que "el marketing no es imagen", sino que es "centrarse en las necesidades de los clientes", y en este caso, "en las prioridades de los extremeños".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.