Maite Zaldívar, en el juicio: "No sé qué es blanquear dinero, lo más parecido es pintar una pared"

  • Segundo día de interrogatorios a la exmujer de Julián Muñoz en el juicio en la Audiencia de Málaga por presunto blanqueo de dinero.
  • Zaldívar exculpa al que fue alcalde de Marbella y lo desvincula de una cuenta bancaría en Suiza, a la que presuntamente se habrían transferido fondos.
  • Argumenta que nunca ha entendido de negocios y que, por ello, puso todo el dinero en manos de su hermano y Fernando de Salinas.
Maite Zaldívar, exesposa del que fue alcalde de Marbella Julián Muñoz, procesada junto a éste y la tonadillera Isabel Pantoja por presunto blanqueo de capitales, a la salida de la Audiencia de Málaga.
Maite Zaldívar, exesposa del que fue alcalde de Marbella Julián Muñoz, procesada junto a éste y la tonadillera Isabel Pantoja por presunto blanqueo de capitales, a la salida de la Audiencia de Málaga.
EFE/Jorge Zapata

Maite Zaldívar, exmujer de Julián Muñoz, que fue alcalde de Marbella entre 2002 y 2003, ha declarado en la Audiencia Nacional de Málaga, donde comparece por presunto blanqueo de dinero, que no sabe "ni lo que es blanquear dinero, lo más parecido es limpiar, pintar una pared". Asimismo, y contestando a las preguntas de los abogados defensores, ha dicho que desconoce lo que significa un paraíso fiscal.

Durante su segundo día de interrogatorios, Zaldívar ha asegurado que siempre estuvo convencida de la licitud del dinero que llevaba su marido, "al igual que hoy", ha apostillado. Cuando le acusó de llevar bolsas de basura con dinero a casa, ha insistido este martes, solo "quería arrancarle el alma" a Muñoz, debido a que "él -ha referido- me la había arrancado a mí" al romper su relación sentimental.

"Todo el mundo se puede separar" ha admitido la exmujer, pero "no se puede romper una vida así", ha argumentado Zaldívar, quien ha reconocido, una vez más, que se volvió loca y que "sólo quería jorobarlo (a Muñoz)".

La procesada ha exculpado en todo momento a su exmarido, incluso lo ha desvinculado de una cuenta creada en Suiza a la que supuestamente se habrían transferido fondos a través de sociedades opacas, y en varios momentos de su declaración se ha mostrado emocionada: "Mi marido era mi vida, mis ojos, mis manos y mi respiración", ha afirmado.

Interrogatorio a su hermano

Zaldívar ha reconocido que los 300.000 euros que se llevó de casa eran de Muñoz, pero ha indicado que se trataba de su futuro, y que por ello una amiga le recomendó quedar con un empleado de banca que conocía para invertirlo.

Debido a ello, Zaldívar y su hermano, también acusado de blanquear dinero, se citaron con el también procesado Fernando Salinas, un trabajador de banca, y ambos se quedaron encargados de gestionar todo el dinero. Ha argumentado que ella nunca ha entendido de negocios y que, por ello, puso todo el dinero en manos de su hermano y Fernando de Salinas.

Tras finalizar la declaración, la Fiscalía malagueña ha comenzado el interrogatorio al hermano de ésta, Jesús Zaldívar, quien ha afirmado que Julián Muñoz no le "cae nada bien", y ha añadido que le engañó y nunca le ha ayudado.

Ha admitido su participación en sociedades para ayudar a su hermana y ha asegurado que él y Maite entregaron un total de 890.000 euros en dos ocasiones a Fernando Salinas para que lo invirtieran en lo que creyera oportuno. En tono altivo, Jesús Zaldívar ha contestado a las preguntas de la fiscal que lo acusa de ser "testaferro" de Muñoz y de enviar dinero a Suiza.

La acusación mantiene que tanto Pantoja como Maite Zaldívar "eran perfectamente conocedoras del origen ilícito de los fondos y bienes que reciben de Julián Muñoz". Para el fiscal, Zaldívar no sólo contó con una "inyección económica" del dinero que su marido ocultaba en el extranjero sino también del efectivo que había en su casa de comisiones que cobró su esposo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento