Son adjudicatarios de un piso protegido (VPO) en Móstoles. Sin embargo, el Ayuntamiento ahora se los niega por no trabajar ni vivir en la localidad.

Ellos se sienten propietarios al ser agraciados en el sorteo del Plan de Vivienda Joven de la Comunidad del 27 de septiembre, en el que fueron incluidos sin distinguir lugar de residencia o trabajo, y por eso han decidido formar una asociación para intentar que no les quiten sus pisos.

El Ayuntamiento de Móstoles nos ha advertido de que la fecha límite para cumplir sus requisitos es el 31 de octubre

Algunos perjudicados como
Samuel Martínez o Lucía Blandín han visto truncados sus sueños. "Mi novio es de fuera y queríamos irnos a vivir juntos cuanto antes; si perdemos esta oportunidad, tardaremos años", explica Lucía.

Por ahora sólo son una quincena, por eso han habilitado un correo electrónico (samuel_mntz@yahoo.es) para contactar con otros jóvenes. Como muchos no se conocen, han convocado una reunión el domingo a las 17.00 horas en la Oficina de la Vivienda de la Comunidad (Avenida de Asturias, 28).

Quieren asociarse cuanto antes, pues el tiempo acecha. "El Ayuntamiento de Móstoles nos ha advertido de que la fecha límite para cumplir sus requisitos es el 31 de octubre", asegura Raquel Cortés, otra joven perjudicada.