Todo ocurrió tras una discusión que la pareja mantuvo después de desayunar, pasadas las 9.00 h, en el chalé que habían comprado hacía menos de un año en Puente Tablas, una zona residencial de Jaén.

La joven era natural de Sevilla, donde tenía a su familia, y trabajaba como profesora en un centro escolar de la localidad jienense de Martos.

El presunto homicida se puso en contacto con su abogado, que le aconsejó que se entregara de inmediato. Así, pasadas las 11.00 h, M.J.O. se presentó en la comisaría de la Policía Nacional de Jaén. La Policía lo puso a disposición de la Guardia Civil.