La ley antitabaco hace agua en las discotecas, por lo menos en las de Andalucía. Los andaluces respetamos que se permita o no fumar en bares y restaurantes, según dicen los propios hosteleros, pero no hacemos lo mismo cuando salimos por la noche a bailar.

La situación en las discotecas sigue siendo la misma que hace algunos meses. Fumamos en cualquier parte del local, aunque haya zonas habilitadas para ello o que los empresarios hayan decidido, como en Sevilla, que sus establecimientos son espacios libres de humo.

«Imposible de controlar»

Los hosteleros señalan que no pueden controlar la situación. «Cuando hay dos o tres personas fumando se les dice que está prohibido, pero ¿cómo lo haces cuando hay más de cien?», dice Alfonso Maceda, presidente de la Asociación de Terrazas, Bares y Discotecas de Sevilla (Tebadis). En Sevilla hay empresarios que ya han denunciado lo que pasa a la Policía, según explica Maceda, pero «les han contestado que no había efectivos disponibles para ir al local».

«Es muy difícil conseguir el cumplimiento de la ley», mantiene Antonio de María, presidente de la Hostelería y Restauración de la Provincia de Cádiz (Horeca). Por eso, De María aboga porque «al usuario se le pueda multar con la misma cantidad que se le impone al establecimiento». La sanción que debe pagar un cliente si lo pillan con un cigarro encendido durante una inspección a un local es de 50 euros, frente a las multas de hasta 10.000 euros para los establecimientos.

Ocurre lo mismo en los locales nocturnos de Almería, Málaga y Granada, donde los empresarios dicen que se están adaptando a la nueva normativa estatal. Hasta en Córdoba, donde las grandes discotecas han habilitado salas especiales para fumadores y no fumadores, sigue habiendo humo en todos los rincones.

Recurrirán las multas

Ante esta situación, los empresarios tienen muy clara una cosa: no van a hacer las labores de la Policía o de los inspectores en sus locales. Algunos, como Antonio de María (Cádiz), piden a la Administración que «tome cartas en el asunto». Otros, como Francisco Núñez (Almería) y Alfonso Maceda (Sevilla), aseguran que si hay inspecciones y son objeto de alguna sanción, recurrirán la multa, sin lugar a dudas.