Metro de Madrid
Un convoy, detenido en la estación de Nuevos Ministerios.

Los viajeros habituales del metro habrán sido los primeros en notarlo, sobre todo si han llegado tarde a trabajar. Desde el pasado martes, 2 de octubre, entre semana, circulan un 13% menos de trenes por las líneas del suburbano. Un drástico recorte que ha hecho que el intervalo de espera en algunas franjas horarias, como a partir de las 23.00 horas, se haya doblado, hasta alcanzar los 20 minutos de media, cuando antes estaba alrededor de los siete, según han denunciado CC OO y viajeros.

Metro achaca este recorte a la "sistemática" bajada del número de usuarios que lleva produciéndose desde 2007. Sin embargo, según se puede ver en un documento al que ha tenido acceso 20 minutos, la reducción del número de trenes este último año ha sido mucho mayor que la caída del número de viajeros. Esta última fue de 2,63%, si se comparan los seis primeros meses de 2012 con los seis primeros de 2011, según datos de Metro de Madrid. Sin embargo, el número de trenes es un 13% menos que el año pasado, tal y como se puede comprobar en este mismo documento.

"Tijeretazo tremendo"

En el escrito se muestra como, a octubre de 2011, en días laborables, por las líneas del suburbano circulaban 3.569 trenes, mientras que ahora solo circulan 3.073 (un 13% menos). "El tijeretazo ha sido tremendo, y encima lo han hecho sin avisar a los madrileños. En algunos tramos horarios, como por la noche, a partir de las 23.00 horas, hay la mitad de trenes que el año pasado", asegura Ignacio Arribas, portavoz de CC OO en el suburbano. En efecto, durante este lapsus de tiempo circulan la mitad de convoyes (73) que el año pasado, lo que ha hecho que el tiempo de espera se haya doblado, alcanzado hasta los 20 minutos de media. Metro se justifica aclarando que el recorte se ha efectuado, sobre todo, en las horas valle

Metro se justifica aclarando que el recorte se ha efectuado, sobre todo, en las horas valle, es decir, en horarios donde la demanda de viajeros no es tan numerosa como en hora punta. Pero la noche no ha sido el único tramo afectado por el tijeretazo. Por la mañana, a partir de las 10.00 horas (que roza la hora punta), hay 40 trenes menos (de 239 en octubre de 2011 a 199 actualmente), un 16% menos.

"Desde el día 2 de este mes el intervalo entre trenes, tanto por la mañana, pero sobre todo por la noche, ha aumentado de una forma escandalosa, pasando a ser prácticamente el doble.  Por ejemplo, de 21.00 a 23.00 horas ha pasado de cinco minutos a diez. Resulta bochornoso, sobre todo si se tiene en cuenta las últimas subidas de precios de los billetes", protesta el lector Javier Sánchez en una carta a este periódico.

Y es que no hay que olvidar que, en tan solo cuatro meses, la Comunidad ha subido dos veces el precio del transporte público en la región. La última vez fue en septiembre por el aumento del IVA. Desde entonces todos los billetes, menos el sencillo, cuestan un 1,75% más. Por su parte, el Metrobús ha subido un 31% desde mayo.

"Que hayan elegido el nuevo calendario de otoño para ejecutar estos recortes no es casual. Querían aprovechar la bajada habitual de todos los veranos en el número de trenes en servicio para que el viajero notara menos la diferencia. Pero no ha sido así", afirma Adrián Fernández, portavoz del colectivo de expertos en transporte público y movilidad sostenible, ecomovilidad.net. Durante este verano solo circularon 2.932 trenes por el suburbano, un 17% menos que en octubre del año pasado, pero apenas un 4% menos que en ahora.

Consulta aquí más noticias de Madrid.