Puerta del Sol
La Puerta del Sol de Madrid, con la Real Casa de Correos, sede del gobierno regional a la izquierda. GTRES

El Ayuntamiento de Madrid prepara un proyecto de remodelación de la Puerta del Sol que implicará la plantación de árboles, la construcción de un quiosco-bar con terraza y el despliegue de veladores para los bares y restaurantes situados en los límites de plaza.

El nuevo bar de la Puerta del Sol tendría 20 mesasEl concejal-presidente del Distrito Centro de Madrid, José Enrique Núñez, confirmó este lunes las intenciones del Consistorio, que pasan por impulsar "una especia de lluvia de ideas" a partir del mes de noviembre y adjudicar los trabajos la próxima primavera.

El quiosco-bar, según la imagen publicada por el diario El Mundo, estaría localizado casi en frente de la calle del Correo, al lado de la salida del metro entre las calles Mayor y Arenal, a la derecha de la fachada del edificio de la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Su superficie sería de 100 metros cuadrados, a los que habría que añadir otros 300 metros cuadrados que ocuparían la veintena de mesas que se autorizaría a colocar al adjudicatario.

El Ayuntamiento entregaría este espacio para su explotación a una empresa, que tendría que pagar un canon fijo, imitando así el proceso que ya realiza en otras plazas públicas de la ciudad (Callao, Soledad Torres Acosta, Red de San Luis). Estas son arrendadas a empresas que desean realizar eventos promocionales.

Ahora sí quiere árboles

La reforma incluiría la implantación de carril bici, que se situaría en el único vial de circulación para vehículos a motor que existe hoy en la plaza y que atraviesa el enclave desde la calle Mayor hasta la carrera de San Jerónimo, en la acera donde se encuentra la Real Casa de Correos.

La peatonalización provocó seis meses de obras en la zonaEl Ayuntamiento quiere emprender esta reforma apenas 3 años después de la gran remodelación para peatonalizar el kilómetro 0. El 20 de octubre de 2009, Alberto Ruiz-Gallardón inauguró la nueva Puerta del Sol, en la que había invertido seis meses de trabajo y 4,6 millones de euros del Gobierno transferidos con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL).

En esa reforma, Gallardón descartó poner árboles en Sol, como le exigía entonces la presidenta regional, Esperanza Aguirre. El alcalde lo descartó entonces advirtiendo que la existencia de las estaciones de Metro y Cercanías bajo la plaza (y las posibles filtraciones de agua que su riego provocaría) impedía colocar alcorques. Ahora, sin embargo, el Ayuntamiento contempla plantar hasta medio centenar de especímenes.

¿Impedir las manifestaciones?

José Enrique Núñez negó que la ocupación de una parte de la Puerta del Sol, epicentro de las protestas contra los recortes y lugar de nacimiento del 15-M, pretenda impedir la celebración de manifestaciones. "Instalar un quiosco no impide para nada ni bajo ningún concepto que se puedan desarrollar las manifestaciones que estimen oportunas y convenientes los organizadores y la Delegación del Gobierno que autoriza. El objetivo es revitalizar, potenciar mucho más la Puerta del Sol", defendió el concejal del distrito Centro.

Sin embargo, el portavoz de IU en el Ayuntamiento, Ángel Pérez, no ha dudado en relacionar el proyecto con un interés en "impedir en lo posible las manifestaciones ciudadanas". "Si no se ocupa toda la Puerta del Sol, se ocupará la calle Mayor y la calle Arenal pero desde luego el derecho de manifestación no se impide poniendo árboles ni maderos", afirmó Pérez en declaraciones recogidas por la agencia EFE.

Consulta aquí más noticias de Madrid.