Los bomberos realizaron medio centenar de salidas para paliar sus efectos: desprendimientos de tejas, caídas de carteles y árboles rotos. Las previsiones dicen que hoy seguirá el viento fuerte, aunque menos frío.