El PP presentará denuncia ante la Junta Electoral por las protestas del naval en la pegada de carteles en Ferrol

Sindicatos consideran "desproporcionada" la actuación de la Policía y la CIG entiende que los incidentes fueron "provocados" por el PP
Despliegue policial por movilización en Ferrol en la pegada.
Despliegue policial por movilización en Ferrol en la pegada.
EUROPA PRESS

El Partido Popular presentará denuncia ante la Junta Electoral por las protestas que trabajadores de Navantia y de auxiliares y de la empresa Poligal realizaron durante el acto de pegada de carteles del partido en Ferrol y que finalizaron con enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía y el responsable comarcal de la CIG detenido.

Según han confirmado fuentes del PP en la provincia de A Coruña, la formación ha iniciado la recopilación de documentación para presentar la denuncia. El presidente popular provincial, Carlos Negreira, ha responsabilizado al sindicato CIG por una convocatoria que entiende como "violenta y politizada".

Negreira ha solicitado que la Justicia tome medidas contra este tipo de convocatorias politizadas que "hacen un flaco favor al conjunto de los gallegos" que quieren "vivir pacíficamente", según ha manifestado. "Hay que cortar de raíz a los promotores de este tipo de altercados", ha subrayado.

Por su parte, el alcalde de Ferrol, el popular José Manuel Rey Varela, también presidente local del PP, ha calificado las protestas de "violentas" y entiende que tenían carácter "absolutamente electoralista" y "no se correspondían con los problemas de esta ciudad". "Cuando se tiran huevos, piedras o materiales explosivos contra las personas son actos violentos que no tienen nada que ver con los reivindicativos", ha indicado.

Por parte del Partido Popular local se considera "reprobable" que se vulnere el derecho de un partido político a reunirse para celebrar un acto electoral" y se denuncian las "coacciones e intimidaciones" que se produjeron, por parte de "una minoría absolutamente intolerable que no va a amedrentar".

Cig acusa de provocar los incidentes al pp

El portavoz comarcal de la CIG, Manuel Grandal, en cambio, ha asegurado que la "carga policial fue desproporcionada" y ha censurado que la Policía "se dirigiese a proteger a Diego Calvo y al alcalde". Añade que "cuando ya no estaban, los agentes se dieron la vuelta y empezaron a cargar".

Así, Grandal entiende que los representantes del PP "provocaron" lo sucedido, y que "quien provocó la situación fueron Diego Calvo y José Manuel Rey Varela", "que en vez de salir por la puerta principal, como el resto de personas del PP, sin que pasara absolutamente nada, porque el tema era completamente pacífico, salieron por la puerta de atrás, una provocación".

En cuanto a la detención de López Pintos indica que "no estaba en primera línea", pero cree que "fueron a por él", que "lo tenían señalado" por ser el responsable comarcal de la CIG.

Los Comités de Empresa de Navantia Fene-Ferrol han manifestado, a través de un comunicado, su "más enérgica repulsa por la desproporcionada actuación de la Policía Municipal contra los trabajadores de Navantia y Poligal" —que también participaron en las protestas—, y la posterior detención del secretario comarcal de la CIG, Xesús Anxo López Pintos.

Los comités explican que la protesta ante los responsables provinciales del PP tuvo lugar por considerar "que este partido es responsable de la nefasta gestión en materia de carga de trabajo de los astilleros de la Ría de Ferrol".

"GRAVÍSIMO"

Mientras, la secretaria general de los socialistas ferrolanos y número 3 del PSOE por A Coruña, Beatriz Sestayo, ha calificado de "gravísimo" que el regidor de Ferrol "pida a la Policía Local que cargue contra sus propios vecinos" y ha lamentado que "el PP de Ferrol y de Galicia se haya unido a la línea represiva del partido en España, que reprende a los que no están de acuerdo con sus políticas".

En declaraciones a Europa Press, Sestayo ha recordado la "impecable trayectoria de los trabajadores de Navantia y de Poligal" y ha señalado que lo sucedido durante la madrugada de este viernes "obedece a su desesperación ante tantas mentiras persistentes y tantas promesas incumplidas del PP".

Sestayo ha criticado que sea la segunda vez que representantes del PP, "en el mismo hotel", "salgan por la puerta de atrás, a escondidas y sin mirar de frente a los trabajadores", como habían hecho los conselleiros Javier Guerra y Alfonso Rueda en la campaña de las elecciones generales, y ha recordado que los operarios del naval ya llevan tres semanas encerrados en el Ayuntamiento y han visto "cómo la promesa del dique flotante, se convierte en cero euros en las partidas recién aprobadas de los PGE".

Actuación "intencionada"

La formación política de Esquerda Unida también ha mostrado su solidaridad con Pintos. El Consello Comarcal ha asegurado que la actuación de "golpear y detener" al responsable comarcal de la CIG fue "intencionada" porque estaba en una "actitud tranquila". EU sostiene que es "una provocación del PP, que intenta escapar del debate programático y de los flagrantes incumplimientos de sus compromisos con Ferrolterra para provocar violencia y justificar así su política de palos".

Esquerda Unida entiende que se quiere "criminalizar la lucha del plural sindicalismo de la clase gallega" y acusa al PP de constituirse en el partido "de los palos y de los recortes", y de "política de violencia contra los trabajadores" e "intento de ahogar al sector naval público de la ría". Xosé María Dobarro, coordinador comarcal de EU, destaca que "la violencia la desencadenan los políticos del PP que mienten e incumplen sus promesas condenando a los trabajadores a un futuro cerrado de paro, pobreza y emigración".

Esquerda Unida insiste en que el objetivo de las protestas de la pasada madrugada era "salvaguardar el futuro del empleo en diversos sectores industriales, denunciar las mentiras del PP y acercar fuerzas para derrotar una política insensata y violenta para los intereses de los trabajadores".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento