El presidente del EBB y candidato del PNV a lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha mostrado convencido de que "es posible" lograr "un nuevo estatus político" para Euskadi como "nación europea", pero ha asegurado que sólo hay una vía para ello: "la negociación entre todos los partidos políticos, y la decisión libre y democrática de vascos".

Urkullu ha realizado estas declaraciones durante su intervención en el acto de inicio de campaña electoral para las elecciones autonómicas vascas del próximo 21 de octubre que el PNV ha celebrado en una carpa que ha instalado en la plaza Cataluña del barrio donostiarra de Gros.

El líder jeltzale, rodeado de candidatos, dirigentes, militantes y simpatizantes de su partido, ha destacado que el programa electoral de su partido, su 'Compromiso Euskadi' por el progreso, el desarrollo y el bienestar, cuenta con 175 compromisos y 610 propuestas para sacar Euskadi "adelante".

En este sentido, ha defendido que su partido trabajará por salir de la crisis, por garantizar los servicios públicos, por apoyar a quienes más sufren la actual coyuntura económica y por lograr "un futuro en Paz y convivencia".

Además, ha señalado que el PNV defiende "un nuevo estatus político" para Euskadi y los "intereses" del País Vasco como "nación europea". En este sentido, ha asegurado que, "para lograrlo, sólo hay una vía, la negociación entre todos los partidos políticos vascos, y la decisión libre y democrática" de la sociedad en Euskadi. "Lo vamos a conseguir, es posible", ha apuntado.

Iñigo Urkullu ha abogado por una campaña electoral "en positivo", frente a quienes meten "miedo con las pensiones" y cierran "puertas". "Ya estamos viendo construir muros y frentes", ha censurado.

"sin muros ni frentes"

El candidato jeltzale ha señalado que su partido va a explicar su modelo, sin "miedos, ni cierres, ni muros, ni frentes" y va a trasladar todas sus propuestas a la ciudadanía en los próximos 14 días.

Urkullu ha destacado que Euskadi vive "un momento transcendental", ya que está en juego "salir de la crisis, apoyar a las personas que están cayendo en ella y mantener los servicios públicos". "Nos jugamos los próximos 30 años de Euskadi", ha añadido.

Por último, se ha mostrado convencido de que Euskadi saldrá de la crisis y ha asegurado que el PNV "no va a dejar a nadie atrás", sino que, por el contrario, va a trabajar para "avanzar todos juntos, más despacio, pero juntos".

Por su parte, la candidata jeltzale a la Presidencia del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería, ha subrayado que Euskadi necesita "una paz con memoria", ha señalado que el Estado también es responsable "de vulneraciones de derechos humanos" y ha abogado porque la política penitenciaria sea "cambiada de raíz".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.