El candidato a lehendakari de Ezker Anitza-IU, Mikel Arana, ha realizado un llamamiento a "la rebelión" de los vascos en las urnas el próximo 21 de octubre para que "no ganen las multinacionales y los bancos". Además, ha afirmado que es el único partido que dice "claramente" que no pactará con la derecha, ni con el PNV ni con el PP, "en ningún contexto ni en ninguna circunstancia".

En su acto de apertura de la campaña electoral celebrado en Bilbao, Arana ha comenzado su intervención recordando que ésta es la primera contienda electoral al Parlamento vasco en la que ETA no está presente y en la que todas las formaciones políticas podrán hacer campaña "sin amenazas" y transmitir sus mensajes "sin miedo".

"Y esto es gracias a la ciudadanía vasca, que, definitivamente, le dijo hace mucho tiempo a ETA que no quería tenerla en la sociedad, que no quería tenerla en la campaña electoral. Eso ya es motivo de satisfacción, como también que haya un nuevo agente político en esta campaña, la izquierda abertzale, que en la anterior no pudo participar de las elecciones por su exclusión. Por lo tanto, vamos avanzando hacia la paz y la normalidad", ha destacado.

El dirigente de izquierdas ha manifestado que a los que forman su partido les caracterizan "la honestidad y la honradez, cada vez más escasa en la política", frente a las formaciones que "siempre buscan la excusa para hacer justo lo contrario de lo que dijeron que iban a hacer".

En este sentido, ha recordado "la sensación que tuvo muchísima gente de que le habían mentido cuando hace tres años y medio" el PSE-EE dijo que no iba a pactar con el PP, "y sin embargo se hizo". "Menos de un mes tardó Patxi López en mentir", ha indicado.

Tras señalar que Ezker Anitza-IU no aspira sólo a lograr votos, ha destacado la necesidad de "hacer pedagogía política" para explicar a los ciudadanos que la actual situación de crisis económica y de valores "responde a determinadas decisiones que unos pocos" han tomado en su propio beneficio "para perjudicar a la mayoría". "Nos están estafando y robando", ha asegurado, para llamar a "rebelarse contra esos poderosos".

Mikel Arana ha querido dejar claro que su formación no aspira "a gestionar el capitalismo, sino a eliminarlo, aniquilarlo y destruirlo".

También ha subrayado que son los únicos que han dicho "claramente" que no pactarán con la derecha "en ningún contexto y en ninguna circunstancia". "No pactaremos ni con PNV ni con el PP porque no diremos, como dijo López, decir que no, para, después, decir que sí", ha señalado.

En este sentido, ha apuntado que, "al margen de la lucha partidista, hay que subrayar que la gente hoy está sufriendo", porque "hay gente que pasa hambre en Euskadi". "164.000 personas están desempleadas en Euskadi, un 40 por ciento más antes de que López, con Basagoiti, llegara a este Gobierno y se ha multiplicado por ocho la deuda, lo que implica que el año que viene va a haber 500 millones de euros menos para destinar a los servicios sociales", ha recordado.

DESAHUCIOS

Arana ha subrayado que se producen en la Comunidad Autónoma Vasca una media de 12 a 14 desahucios al día, y se ha preguntado "qué clase de servicio de mediación" ha puesto en marcha el Gobierno vasco "que sólo ha hecho multiplicar por dos los desahucios". "¿Qué clase de país es éste en el que hay gente sin casas y casas sin gente?. Ya está bien", ha apuntado.

En este contexto, ha criticado "la ingente cantidad de dinero que ha gastado Kutxabank, la entidad bancaria que más desahucios ejecuta en Euskadi, para decir y para contar lo satisfechos que están de haber pasado todos los test de la gente que ha venido a revisar la banca en Euskadi, la banca en el Estado español".

Por ello, se ha preguntado si "ésa es la realidad que quieren los que gobiernan: familias desahuciadas y banqueros satisfechos". Respecto al posible rescate de España, ha planteado "¿quién rescata a las personas, a las personas que se están quedando en la calle?".

"Sólo la izquierda puede hacerlo y sólo hay una opción de la izquierda alternativa y transformadora con opciones reales de obtener escaños el próximo 21 de octubre, y es Ezker Anitza", ha subrayado.

En esta línea, ha apuntado que quedan 15 días de campaña "por delante" para hacer pedagogía política y ha llamado a la sociedad a "rebelarse" porque "descubrirá que el verdadero enemigo es la banca, las entidades financieras, la banca francesa y alemana, a la que el Estado español debe 300.000 millones de euros, y que la verdadera enemiga es la derecha, y con la derecha el capitalismo".

Por ello, ha asegurado que, "sin rebelión" de la ciudadanía vasca "ganarán los de siempre, las multinacionales, las entidades financieras, los bancos" y perderán "los mismos de siempre, los hombres y mujeres honrados y trabajadores". "Ya está bien de que el 5 por ciento nos imponga las condiciones de vida al otro 95 por ciento. Vamos a rebelarnos", ha subrayado.

Campaña "complicada"

Mikel Arana ha reconocido que es "una campaña complicada" para su partido porque dispone "de menos medios" y va a tener que "superar la censura y la exclusión" a la que le ha "sometido" la Junta Electoral del País Vasco, que, "como tantas otras juntas electorales y poderes judiciales, está al servicio de los poderosos, en este caso al servicio de las cuatro formaciones políticas que han decidido que la mejor manera para ellos de hacer campaña es excluir" a otras "que no aspiran a gestionar el sistema y a tocar poder, sino a transformar la sociedad".

Asimismo, ha criticado a "la ultraderecha" por "el desapego generalizado" que ha "inducido" en la ciudadanía hacia la política, los partidos y los sindicatos, y ha recordado que ésta, que ahora gobierna en el Estado español, "no quiere oposición".

"Nos los decían esta semana, en la que amenazaban con regular los derechos de la ciudadanía y sus libertades, incluso hubo quien sugirió la posibilidad de limitar el derecho de manifestación. Ésos son los gobiernos con los que tendremos que enfrentarnos", ha añadido.

No obstante, ha manifestado que tienen "una ilusión como nunca" porque saben que "es el momento de la izquierda, en el que hay que decirles a los poderosos que ya está bien". "Y tenemos una militancia que vale un 'potosí', que no pide nada a cambio", ha apuntado.

Además, ha señalado que también tienen las encuestas a su favor, algo que no lograban "hace años". "Las encuestas, que normalmente vienen más cocinadas que un plato de Arguiñano, las tenemos a favor. No son capaces de taparnos en estas encuestas porque la ciudadanía está harta de este modelo y este sistema", ha aseverado.

El líder de Ezker Anitza-IU ha señalado que su formación "tiene un proyecto político claro, vasco, federal y europeo". "Porque esto lo arreglamos entre todos en el Sur de Europa o el Norte de Europa nos acabará comiendo", ha añadido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.