El ministro español de Economía, Luis de Guindos, dijo este jueves en Londres que España "no necesita un rescate" sino una intervención del Banco Central Europeo (BCE) en el mercado secundario de deuda soberana "con ciertas condiciones".

"España está haciendo los deberes" en las reformas estructurales que precisa, aseguró De Guindos durante una conferencia en la London School of Economics (LSE), en la que un grupo de jóvenes españoles expresaron su protesta y exhibieron una pancarta en la que se leía "España en venta".

De Guindos fue tajante al afirmar que España "no necesita un rescate en absoluto" Ante un auditorio abarrotado, en el que algunos miembros del público pidieron que cesase esa protesta y aplaudieron a De Guindos, el ministro defendió la competitividad de la economía española y dijo que el Gobierno está tomando medidas "muy dolorosas" pero necesarias para retomar el crecimiento.

"A veces los gobiernos necesitan tomar decisiones difíciles", apuntó De Guindos, al tiempo que se mostraba dispuesto a reunirse con los jóvenes españoles que expresaron su disgusto y clamaron "no nos representan" y "no hay democracia para la gente" en un momento dado de la conferencia.

Preguntado por un asistente si España precisa un rescate, De Guindos fue tajante al afirmar que "no necesita un rescate en absoluto", sino una intervención del BCE en el mercado secundario de deuda "con ciertas condiciones".

El ministro de Economía y Competitividad del Gobierno de Mariano Rajoy expresó su apoyo al "enfoque" que ha dado a la crisis la institución bancaria europea y a su claro compromiso en la defensa del euro. Insistió en que se precisa "voluntad política" en todos los países de la eurozona para salir de la crisis y apostar por el proyecto de la moneda única.

Luis de Guindos defendió que España es una "economía competitiva" que atraviesa "momentos difíciles" pero que, pese a la "profundidad" de sus problemas económicos y financieros, saldrá adelante, apoyada en su sector exportador, la caída de los costes laborales y sus esfuerzos por recortar el déficit.

De Guindos calificó de "insostenible" el nivel del déficit de alrededor del 9% De Guindos calificó de "insostenible" el nivel del déficit de alrededor del 9% y apostó por seguir adelante con las reformas estructurales, la eliminación de barreras en varios mercados y las reformas financiera y laboral en España.

El ministro calificó el alto nivel de desempleo en España, de alrededor del 25%, como el rasgo "más doloroso" de la crisis y afirmó que el Gobierno "hace lo que piensa que es lo correcto" y no toma en consideración situaciones políticas concretas, al ser preguntado por si retrasa la petición de rescate en función de las elecciones autonómicas previstas.

A la espera de conocer las condiciones

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha dicho este jueves que el Gobierno español está a la espera de conocer las condiciones para decidir si finalmente solicita ayuda financiera a la Unión Europea para salir de la crisis.

García-Margallo, que ha comparecido a petición propia en el Senado ante la Comisión Mixta para la Unión Europea, se ha mostrado favorable a que España acuda al "mecanismo de estabilidad" acordado en la UE para financiarse. El ministro, que no ha querido hablar de "rescate" por ser una palabra "horrible", ha precisado que la decisión final se tomará "con un solo prisma, que es el interés general" de España, por lo que no se pedirá, si las condiciones son "leoninas".

Por otra parte, en respuesta al diputado de Amaiur Jon Iñarritu, García-Margallo ha subrayado que la secesión de un territorio que no haya sido decidida por el conjunto del pueblo español, sería contraria al ordenamiento jurídico europeo.