El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha señalado este jueves que todas las recomendaciones incluidas en la comunicación de la Comisión Europea relativas a las pruebas de resistencia de las centrales nucleares españolas ya fueron remitidas por el regulador español este año, excepto las relativas a la instrumentación sísmica.

No obstante, en el caso de la instrumentación sísmica, el regulador ha aclarado que se debe a que ya está instalada en todas las centrales españolas desde antes del accidente de Fukushima. En un comunicado, el CSN ha aclarado que estas recomendaciones ya están recogidas en las Instrucciones Técnicas Complementarias (ITC) que el pleno de este órgano aprobó el pasado 14 de marzo y en un Plan de Acción.

Así, respecto al riesgo de inundaciones y terremotos, el CSN ha afirmado que las mejoras previstas están detalladas en el informe final de las pruebas de resistencia. Adicionalmente, en las ITC se solicita a los titulares verificar la capacidad de resistencia sísmica de equipos y estructuras importantes para la seguridad, hasta un nivel por encima del 0,1 g señalado por la CE.

En esta misma línea, las ITC también contemplan disponer de nuevos equipos, fijos y portátiles, para aumentar la capacidad de respuesta de las centrales a pérdidas prolongadas de suministro eléctrico.

Además, respecto a los venteos filtrados, el CSN incluyó en sus instrucciones que los titulares deberán establecer un sistema de venteo filtrado, así como disponer de equipos pasivos recombinadores para el control de hidrógeno en la contención.

El CSN también ha resaltado que todas las centrales nucleares españolas disponen ya de un panel de parada remota. Además, en España ha exigido un nuevo centro alternativo de gestión de emergencias (CAGE) en cada emplazamiento y un nuevo centro nacional de apoyo de emergencias (CAE) con equipos y personal especializado y con capacidad para intervenir en cualquier central en un plazo de 24 horas.

El organismo regulador también lleva meses trabajando en la elaboración de un plan de acción nacional, en sintonía con el plan de acción europeo.

Conclusiones similares

La Comisión Europea ha revelado este jueves las mejoras que espera en las centrales nucleares españolas para reforzar su seguridad, en el marco de la evaluación realizada a todas las plantas europeas para detectar las deficiencias en sus sistemas de seguridad y emergencias.

En el caso de las centrales españolas, el informe ofrece recomendaciones generales para todas ellas -Almaraz, Ascó, Vandellós, Santa María de Garoña, Cofrentes y Trillo— como planes concretos ante escenarios de "fuertes lluvias y temperaturas extremas".

Según ha explicado el CSN, las conclusiones de la comunicación coinciden con los resultados obtenidos en las pruebas de resistencia realizadas en España, de acuerdo a los criterios establecidos por ENSREG, un grupo compuesto por los organismos reguladores, los representantes de los gobiernos de los 27 estados miembros y la propia Comisión Europea.

"El CSN comparte con ENSREG la consideración de que el proceso y las conclusiones derivadas del mismo suponen un logro común que se traducirá sin duda en mejoras de las centrales nucleares, que ya operan con adecuados niveles de seguridad", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.