El consejero de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Emilio de Llera, ha informado este jueves de que se está investigando lo que ha sucedido en la Audiencia Provincial de Sevilla tras los varios cortes de suministro eléctrico en el edificio, que acoge estos días las sesiones del caso Mercasevilla, y dice que son "algo puntual que puede pasar en cualquier oficina pública".

En declaraciones a los periodistas antes de reunirse con los decanos de los colegios de abogados, procuradores y graduados sociales de la provincia de Córdoba, el consejero ha explicado que "la Audiencia de Sevilla es un edificio con unas instalaciones muy antiguas, donde la gente que tiene frío se lleva su propio calentador y lo pone debajo de su mesa", de modo que "si todo el mundo añade una carga a la red, llega un momento en que la red se cae a trozos".

En el caso de los cortes, "sí se avisó a los técnicos de mantenimiento e inmediatamente resolvieron el problema", a lo que añade que "es verdad que si se dio" una y otra vez, "pero fueron cortes de cinco minutos que fueron resueltos inmediatamente".

De este modo, defiende que "sí se ha arreglado puntualmente el problema", a diferencia de "cuando falló el sistema de audición de la cinta, que no se avisó por la secretaría del tribunal a ninguno de los técnicos de la Junta que estaban allí presentes en la Audiencia", de modo que "no les comunicaron la incidencia y no pudieron solucionarla, lógicamente porque no la sabían", según apostilla De Llera.

Durante este jueves se han vuelto a producir cortes en el suministro eléctrico, en esta ocasión seis, que han obligado a celebrar la última parte de la vista oral sin luz ni micrófonos, lo que ha impedido que el público haya podido escuchar en condiciones óptimas el final de la sesión.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.