El subdelegado del Gobierno en Cuenca, Ángel Mariscal, ha señalado que en Cuenca "hay un boom de pedir manifestaciones y concentraciones en cualquier sitio y por cualquier razón", después de que en la provincia se hayan registrado 279 actos reivindicativos desde el uno de enero hasta el 30 de septiembre.

A preguntas de los medios, Mariscal ha reconocido que en Cuenca hay mucha actividad reivindicativa aunque a su juicio, el éxito de las convocatorias "no va a la par" con el volumen de actos de protesta.

Según el subdelegado, Cuenca fue la primera provincia en la que surgieron plataformas reivindicativas que posteriormente se han reproducido en otras provincias, y ha matizado que en muchas ocasiones, las manifestaciones son las mismas en diferentes puntos de la provincia, como es el caso en la última semana de los actos de protesta de las madres de Cañada del Hoyo, que se encuentran en huelga de hambre por el cierre del colegio del municipio.

Asimismo, ha insistido en la necesidad de diferenciar el carácter de las movilizaciones, "ya que es frecuente que actos con diferente trasfondo se celebren al mismo tiempo, como es el caso de las concentraciones de algunas plataformas en defensa de los servicios públicos en las que también participa la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca".

El subdelegado ha indicado que durante todo el año cerca de 30.000 personas han salido a la calle en Cuenca en diferentes movilizaciones al tiempo que ha remarcado que en los últimos meses la participación ha caído. Un hecho que Mariscal achaca a que los ciudadanos "se han dado cuenta de la situación, de que el Gobierno está trabajando y de que para salir de aquí lo que hay que hacer es trabajar, hacer propuestas cada uno desde su sitio".

Modular el derecho de manifestación

Respecto de la propuesta que ha realizado esta semana la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, a propósito de modular la Ley de manifestación, Mariscal considera que la reforma del Código Penal es suficiente para regular las protestas. A pesar de esto, ha reconocido que en función de la problemática de cada ciudad, en este caso Madrid, se pueden hacer propuestas.

El subdelegado del Gobierno ha reconocido que la situación es muy diferente en Cuenca donde apenas se han dado incidentes. "Estamos hablando de que en Madrid, en una zona muy céntrica del Casco Histórico se han celebrado tantas manifestaciones como en toda Castilla-La Mancha y hay quejas de los ciudadanos, de los comerciantes y de los taxistas", ha explicado.

En total, de las 279 manifestaciones que se han dado en la provincia, cuatro no fueron comunicadas y desembocaron en incidentes. Son las protestas convocadas con motivo de la detención de jóvenes el pasado mes de febrero en Valencia en la que los manifestantes cortaron el táfico de Cuatro Caminos; la movilización contra el ATC que se dio en los jardines de la Diputación; la que se produjo a las puertas de la Cámara de Comercio cuando el gerente del SESCAM mantenía un encuentro con empresarios conquenses y la concentración de diferentes plataformas a las puertas del Congreso provincial del PP del pasado mes de junio.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.