Las ayudas de la presente convocatoria del programa de movilidad de alumnado Erasmus en Galicia están "garantizadas". Responsables de las universidades gallegas de Santiago y de Vigo han realizado "un llamamiento a la calma" a raíz de las informaciones que apuntan a que la Unión Europea está a punto de quedarse sin fondos para financiar estas becas de intercambio, y piden "no generar alarmismo".

El portavoz de Presupuestos de la Comisión, Patrizio Fiorilli, alertaba este miércoles de que "Erasmus es uno de los programas que se queda corto de dinero" a raíz de los recortes de las cuentas de los Estados miembros. El Ejecutivo comunitario asegura que la falta de fondos "no es una sorpresa" y que cuando se aprobó el presupuesto comunitario para 2012 ya avisó a las capitales que "no habría bastante dinero".

A pesar de ello, el vicerrector de Relaciones Internacionales de la UVigo, Manuel José Fernández Iglesias, ha explicado a Europa Press que este parlamentario lo que apuntaba era que la UE le debe "el 30 por ciento" de esta financiación a los Estados y que "no tiene presupuestado ese dinero", por lo que será necesario hacer un "ajuste" en las cuentas para poder concederlo.

El propio ejecutivo comunitario afirmó que para evitar llegar a una situación de "suspensión de pagos" se presentará el próximo 23 de octubre un presupuesto rectificativo "sustancial" y Bruselas pide a las capitales que lo aprueben y que cumplan así su compromiso de invertir en crecimiento.

En esta línea, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte asegura que las becas del Programa Erasmus están garantizadas este curso. Según ha informado a Europa Press el director de la División Erasmus del Organismo Autónomo de Programas Educativos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, José Manuel González Canino, "ningún estudiante y ninguna universidad se van a ver afectadas", y que se trata de un "problema de liquidez puntual" que espera ver solucionado en diciembre.

Tanto el responsable vigués como su homólogo de Relaciones Exteriores en la USC, Victor Millet, han recordado además que el 80 por ciento del total de las cuantías se pagan al comienzo del curso, y que la cantidad restante al término, además de garantizar que no tienen "ninguna instrucción contraria" a este hecho, ni de "paralización".

Negociación del nuevo modelo

La interpretación que realizan los portavoces de la USC y de la UVigo es que el debate se enmarca en un contexto de "negociación política", dado que el programa Erasmus cuenta con fases de siete años y la última "ya está terminando". Esto significa que "en próximos meses, como muy tarde verano del año que viene, tiene que publicarse el nuevo programa".

"Es una alerta que ha conseguido lo que pretendía y es que los políticos se sientan presionados, y sin duda es bueno. Porque es un programa muy importante para la construcción europea y de los jóvenes".

De hecho, apunta Millet, más que el programa en sí, la discusión se centra en "el reparto" y los criterios por los que se conceden las cuantías, en los que actualmente pesa más el PIB o número de universidades, entre otros, y no "por los estudiantes" que mandan estas instituciones al extranjero (indicador que lidera España).

Este nuevo modelo, denominado 'Erasmus for all', integrará distintos programas de movilidad europeos y va a definir el reparto para los próximos siete años. En este sentido, Fernández Iglesias, de Vigo, apunta que el reparto "va a depender mucho de cómo se negocie" y que con este nuevo programa se intenta beneficiar "no sólo los universitarios", si no por ejemplo a trabajadores que necesiten formación.

Lo que si tiene claro Iglesias es que las universidades tendrán que demostrar que "están en condiciones" y tendrán que redefinirse las estructuras de cada una individualmente, pero no tiene "ninguna duda de que el programa va a seguir".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.