El teniente alcalde de Vera, Juan de la Cruz (PP), ha asegurado este jueves que es "incierto" que el Ayuntamiento de la localidad no consiguiera autorización ambiental de la Junta de Andalucía para encauzar el tramo final del río Antas, cuyo desbordamiento a finales de septiembre provocó graves daños en la urbanización de Pueblo Laguna y Puerto Rey, porque sus últimos proyectos estuvieran ligados a una "operación urbanística" consistente en desviar el cauce de la rambla del Algarrobo "con el único propósito de liberar terrenos inundables para nuevas promociones inmobiliarias".

En declaraciones a Europa Press, De la Cruz ha rechazado la versión dada por la Junta sobre las actuaciones en dicho canal y ha afirmado que desde el Ayuntamiento se planteó una "solución integral" a las posibles inundaciones de la zona a la vez que solicitó en reiteradas ocasiones la limpieza del cauce de la rambla.

En este sentido, ha incidido en que el planeamiento urbanístico "lo hace la Junta de Andalucía", que es "quien aprueba y hace los estudios" de forma que ha apuntado hacia la Administración andaluza a la hora de buscar "responsabilidades" en este sentido, si bien ha querido centrar sus esfuerzos en "ayudar a las personas" que han sufrido daños materiales a consecuencia de la gota fría y no en "hablar con el ventilador".

Según consta en un reciente informe de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, consultado por Europa Press, las últimas pretensiones municipales pasaban por desviar el cauce de la rambla del Algarrobo hacia el río Antas "con el consiguiente aumento de volúmenes a evacuar por este río" y poder liberar así los suelos de la Laguna del Salar de Canos.

La documentación profundiza en que sobre estas viviendas ya consolidadas en suelo inundable, el Ayuntamiento veratense solicitó en agosto de 2008 "un encauzamiento del río Antas a través de la empresa mixta municipal Codeur" cuya ejecución ambiental fue autorizada "pese a las afecciones que tenía a un LIC", pero que finalmente no se realizó "por razones presupuestarias".

Posteriormente al verano de 2008, el Ayuntamiento "ha ido cambiando sus pretensiones" y ha presentado "alternativas de obras" que "no solo pretenden la defensa de la población y la adecuación del río Antas", sino que también abogan por liberar suelos inundables para nuevas promociones urbanísticas, por lo que fueron rechazados, según la Junta.

Consulta aquí más noticias de Almería.