La Universidad Pública de Navarra estima que "la recaudación que las familias y los estudiantes han tenido que aportar para matricularse en el curso 2012-2013 ha aumentado en un 44 por ciento", como consecuencia del incremento de tasas decretado por el Estado.

El vicerrector económico de la UPNA, Manuel Rapún, ha afirmado que la matrícula media en los grados ha crecido un 34 por ciento, en los ciclos el 31 por ciento, y en los másteres un 52 por ciento, si bien ha precisado que por el momento los datos de las matriculaciones son provisionales.

Rapún ha llamado la atención sobre el hecho de que en los másteres ha disminuido el número de alumnos un 15 por ciento. "Ha podido haber multifactores, pero si tenemos en cuenta la situación de crisis, en la que los estudiantes pretenden alargar su periodo de formación, pensamos que no es desdeñable el posible efecto disuasorio de los nuevos precios" para explicar el descenso de alumnos, ha indicado.

Así lo ha asegurado el vicerrector de la Universidad en una comparecencia en el Parlamento de Navarra, donde ha comparecido junto con el rector, Julio Lafuente, a petición de PSN y Bildu, para dar cuenta del efecto de los recortes y el aumento de las tasas en la universidad.

Ajuste de 2,95 MILLONES

Manuel Rapún ha hablado en su intervención sobre el recorte de 2,95 millones de euros que ha tenido que aplicar la Universidad Pública de Navarra, en el marco del ajuste de 132 millones de euros que aprobó el Gobierno foral el pasado mes de junio. En concreto, la UPNA se ve afectada en un 5 por ciento respecto a la financiación inicial de 59 millones de euros para este año 2012.

Rapún ha dicho que aunque el recorte es del 5 por ciento, si se tiene en cuenta que no afecta a los gastos de personal, "estaríamos hablando de un recorte del 17 por ciento".

Para afrontar este ajuste, la UPNA decidió detraer 1,6 millones de euros de las distintas unidades funcionales de gasto, con la idea de "afectar lo menos posible a programas que ya estaban en marcha".

De forma más concreta, se ajustan 0,93 millones en el capítulo de gastos en bienes y servicios corrientes; 0,12 millones en transferencias corrientes, y 0,55 millones en inversiones reales.

Este se traduce en que no se ejecutan el 10 por ciento de inversiones previstas, ni el 20 por ciento de los gastos previstos para becas y ayudas para estudiantes, ni un 13 por ciento de becas de ayuda a la movilidad internacional.

Tras desgranar estos 1,6 millones que no se ejecutarán, el vicerrector ha explicado que los 1,35 millones restantes para asumir el recorte de 2,95 millones se cubren con el remanente de tesorería.

Julio Lafuente ha indicado que "todas las personas que trabajamos en la Universidad somos conscientes de la situación y estamos intentando aceptar la realidad, ser lo más eficiente posibles, y seguir dando la calidad que creemos que se merece nuestra sociedad, pero los recortes se notan". "El sistema universitario debería ser un motor para salir de la crisis", ha defendido.

Preocupación de bildu y psn

En el turno de los grupos parlamentarios, la portavoz de Bildu, Bakartxo Ruiz, ha afirmado que "hace menos de un año, en esta misma comisión, los representantes de la UPNA comparecieron para explicar el recorte de 4 millones de euros para la universidad y ahora tenemos otro recorte de 3 millones, es decir, en un año, ha tenido un recorte de 7 millones de recorte". "Podemos decir con seguridad que la situación de la UPNA es asfixiante", ha indicado, para decir que en los recortes que se aplican en educación "la Universidad Pública está siendo especialmente castigada".

El portavoz del PSN, Pedro Rascón, ha dicho que, tras esta comparecencia, "se está cumpliendo el temor que algunos temíamos con respecto a la situación en la que iba a quedar la universidad". "Nos preocupa ese aumento del 44 por ciento. Si se trata de recaudar está muy bien, pero si se trata de que prevalezca el derecho a la educación, ese derecho no está prevaleciendo", ha indicado.

Por parte de UPN, Carmen González ha dicho que el Gobierno no ha recortado en la UPNA "por capricho" sino "por responsabilidad", y ha destacado que la Universidad "tiene que hacer un esfuerzo igual que lo están haciendo el resto de navarros". Además, ha valorado que el Ejecutivo dio "un trato especial a la Universidad, porque su recorte fue del 5%, cuando a otras entidades se les reducía un 17 por ciento".

La portavoz de Nafarroa Bai, Nekane Pérez, ha afirmado que no sabe si quiere "ese trato especial que según UPN el Gobierno da a la Universidad Pública" y ha afirmado que "es vergonzoso que en lugar de premiar la gestión de la Universidad, se la castigue". "Se está poniendo en cuestión el rol educativo de la UPNA y eso es inaceptable", ha sostenido.

Por parte del PPN, Amaya Zarranz ha felicitado a la UPNA por trabajar en los últimos años con una política de "austeridad" y ha dicho que "igual hay que hacer una mayor política de explicación a los alumnos de que lo que a ellos y a sus familias les cuesta mucho, a la sociedad navarra le cuesta mucho más". Sobre las tasas ha dicho, que "cuesta mucho estudiar y los estudiantes deben hacer un esfuerzo".

Finalmente, la parlamentaria de I-E, Marisa de Simón, ha dicho que "hay un hecho evidente y es que la UPNA desde el año 2010 ha tenido que suspender algunas de sus actuaciones y ha tenido que reducir sus recursos". "La situación es muy precaria. El Gobierno debería invertir en educación porque el conocimiento es el futuro", ha defendido.

Consulta aquí más noticias de Navarra.